25 de julio de 2024

Demanda, informe policial y descargos, encienden polémica por camioneta de Magistrado

31 de octubre de 2014
31 de octubre de 2014

 

Este jueves, el director de la Red de Veedurías Ciudadanas, Pablo Bustos, interpuso una demanda ante de la Comisión de Acusación de Cámara, en contra el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Luis Gabriel Miranda, por su presunta responsabilidad en los delitos de abuso de autoridad y peculado por uso.

La demanda se desprende del escándalo suscitado en los últimos días, luego de que unidades de la Policía Metropolitana de Bogotá detuvieran al hijo del togado bajo los cargos de actos obscenos en vía pública, según la versión de las autoridades, el muchacho y su novia fueron pillados en comportamientos indebidos al interior del vehículo oficial asignado al magistrado Miranda.

Pablo Bustos, además radicó una denuncia en Fiscalía pidiendo investigar al hijo del magistrado por lesiones personales por cuanto habría agredido al patrullero que lo requirió.

El informe de la Policía
En un informe de dos páginas, los uniformados del CAI San José de Bavaria describieron su versión de los hechos
El informe señala que el 22 de octubre, a eso de las 7:30 p. m., abordaron la camioneta que estaba estacionada en un lugar “desolado, oscuro e inseguro” para realizar una inspección, y de “manera sospechosa”, de la parte de atrás del vehículo, “salta un joven a la silla del conductor de la camioneta”, dentro del vehículo también se encontraba una joven “al parecer realizando actos obscenos”.

Los policías aseguran que el joven implicado “se abalanza sobre el patrullero Carlos Osorio y el patrullero Cepeda lanzando golpes contundentes con el fin de agredir a los policiales, causándole al patrullero Carlos Osorio diferentes laceraciones en el pómulo derecho”.

El informe agrega que “En momentos en que se intentaba dialogar, el joven Luis Gabriel aborda su vehículo y emprende la huida al igual que los señores padres, manifestando que nos teníamos que acoger a las consecuencias”, y señala que Miranda “intenta arrancar el vehículo atentando contra la integridad” de uno de los uniformados.

Novia desmiente a la Policía
Por su parte, María Camila Salazar, novia de Gabriel Miranda, señaló este jueves que los policías que atendieron el caso ‘han tergiversado todo’ y negó que la pareja estuviera realizando actos obscenos.

“Han tergiversado todo, cuando los policías llegaron nosotros no estábamos en ningún acto obsceno como ellos lo dicen. Los vidrios son polarizados, cuando ellos abrieron la puerta ni siquiera nos estábamos dando un beso.
Estábamos hablando, no sé de dónde sacan eso. Lo que han dicho es completamente falso”, indicó la joven en entrevista con la emisora Blu Radio.

Los Hechos
El pasado 24 de octubre, uniformados adscritos al CAI de San José de Bavaria, abordaron la camioneta que estaba en un lugar oscuro, luego procedieron a solicitar los documentos a una pareja que se encontraba al interior del automóvil.

Primeras versiones indican que el hijo del togado estaba en compañía de su novia, y los policías solicitaron sus identificaciones, pero uno de los implicados se negó a entregarla, luego la pareja fue conducida hasta la unidad policial bajo cargos de “actos obsenos” en vía pública.

Ante el escándalo, el magistrado Luis Gabriel Miranda señaló que” desde la parte exterior de estos vehículos blindados no existe visión hacia adentro porque lo impiden los vidrios polarizados”.

Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Humberto Guatibonza, dijo que se está investigando lo sucedido el pasado 24 de octubre en la avenida Boyacá con calle 160, y explicó que los detalles de los hechos no pueden ser revelados por ahora, para no entorpecer la investigación.