28 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Basta de nostalgia

3 de octubre de 2014

Una de las características de la historia —una sucesión de acontecimientos relacionados, en gran medida explicables a partir de los anteriores— es que quienes la observan pueden pensar que las cosas fueron así porque era lo lógico: lo lógico era que Kruschev ordenase en 1962 dar marcha atrás a los buques rusos con rumbo a Cuba y que Kennedy no desencadenara un ataque nuclear contra la Unión Soviética; lo lógico era que los aliados ganaran la II Guerra Mundial; que Moscú terminara arriando la bandera roja del Kremlin y que los países del Este de Europa se liberaran de su yugo; o que la Transición española culminara de una manera exitosa y pacífica.

Nada de esto fue así. Los documentos revelan lo cerca que el mundo estuvo de sufrir una guerra nuclear en 1962; los aliados ganaron una guerra que durante largo tiempo pensaron que perderían, y lo dieron todo para que eso no ocurriera; los primeros que se encaramaron al muro de Berlín en 1989 temieron por sus vidas; y los protagonistas de la Transición vivieron momentos de angustia pensando que todo aquel proceso podría descarrilar en cualquier momento y devolver a España al clima de enfrentamiento de 50 años atrás.

Se puede aprender del pasado para afrontar las situaciones del presente, pero no se debe sentir ninguna nostalgia. A cada generación le toca vivir un tiempo concreto y un mundo complejo. Y debe afrontar el reto y emprender nuevos caminos igual que hicieron las anteriores generaciones.

EL PAÍS, MADRID/EDITORIAL