27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Presidente califica como muestra de desespero ataque contra ambulancia y otros vehículos

27 de septiembre de 2014
27 de septiembre de 2014

El Jefe del Estado, quien hoy se reunió con comandantes de la Policía Nacional, expresó su condena vehemente al “hecho de que hayan también atacado una ambulancia que llevaba un paciente civil; eso rompe todas las normas del Derecho Internacional y eso merece la condena de todo el mundo”.

“Eso son muestras y de desespero porque eso es lo único que puede explicar semejante tipo de ataques, desespero en el que están para mostrar que todavía tienen alguna capacidad de daño”, señaló el Mandatario sobre la incursión de las Farc en la vía que une a Tarazá con Montería (Córdoba).

El Presidente Santos aseveró que tales hechos “no deben suceder” y “nos obligan a ser mucho más efectivos, tanto la Policía como nuestro Ejército, nuestra Fuerza Pública en general”.

Ataque de Farc en Tarazá fue por desespero: Santos

El Colombiano, Medellín

POR JAVIER ALEXANDER MACÍAS GUSTAVO OSPINA ZAPATA

La incursión de unos 30 hombres del frente 18 de las Farc —algunos de camuflado y otros en sudaderas negras— en la troncal hacia la Costa Atlántica, y la quema de tres buses y cinco camiones, así como el ataque a una ambulancia que transportaba una paciente, quien resultó herida, son acciones que el presidente Santos calificó como muestras de desespero de la guerrilla para demostrar que aún tienen capacidad para hacer daño.

En la ambulancia atacada viajaba una señora enferma hacia Medellín, «con tan mala suerte que uno de los proyectiles impactó en su mandíbula y debió ser regresada a Montería para ser atendida de su nueva lesión en un hospital de la capital cordobesa», comentó un testigo del hecho a El Colombiano.

«Que hayan también atacado una ambulancia que llevaba un paciente civil; eso rompe todas las normas del Derecho Internacional y eso merece la condena de todo el mundo», dijo Santos.

Más allá de la percepción del Jefe de Estado, los habitantes del sector el 9, en Tarazá, donde se presentó el atentado de las Farc, sienten que aunque la zona está tranquila, la presencia de los grupos armados ilegales como las Farc y las bandas criminales llenan de zozobra la población.

Se creará batallón

El comandante del Ejército, general, Jaime Alfonso Lasprilla, aseguró en rueda de prensa en la IV Brigada, de Medellín, que la troncal no se cerrará y para combatir a los frentes 18 y 58 de las Farc que delinquen en ese sector se creará un batallón de combate terrestre.

Además, agregó, se ordenó el movimiento de tropas adicionales, monitoreo permanente a la circulación de vehículos, la asignación de dos helicópteros para hacer ajustes operacionales y generar mayor actividad de inteligencia, para que los transportadores puedan movilizarse las 24 horas del día.

El coronel Héctor Saavedra, comandante administrativo de Policía Antioquia, precisó que en el departamento hay un esquema de seguridad con participación del Grupo de Operaciones Especiales, Goes; el Escuadrón Móvil de Carabineros, Emcar; y el Ejército Nacional.

Sin embargo, pese al despliegue de las autoridades, el asesinato y ataques a miembros de la Fuerza Pública y la quema de vehículos son las acciones más recurrentes de la guerrilla en ese corredor vial.

«Uno sí ve Policía y Ejército por la carretera, pero esa gente (la guerrilla) sabe cuándo sale», comentó uno de los conductores afectados por las Farc.

Civiles, los más afectados
Uno de los pasajeros que viajaba en uno de los buses incinerados narró a El Colombiano que los guerrilleros, después del retén ilegal y la quema de vehículos, se fueron por el mismo sitio que llegaron: una carretera estrecha que lleva a las montañas, al lado occidental del río Cauca. Tres horas después del hecho, llegó la Policía y el Ejército al lugar.

Orlando Ramírez, director de la Asociación de Transportadores de Carga, ATC, opinó que la instalación de un batallón no los tranquiliza, por lo que es necesario un plan de acción urgente para el sector y llevar el tema a las conversaciones de La Habana.

Alertó que no solo la quema de carros los afecta. También los atracos, la piratería, los polizones y los hinchas.

Según ATC, en lo que va de 2014, más de 120 vehículos de carga han sido víctimas de las acciones de la guerrilla.

«Cuando empezamos a sentir explosiones muy fuertes, disparos, lo que hicimos fue tiranos debajo de las camas», narró un habitante del sector.