6 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Murió hoy en Pereira monseñor José Luis Serna el «Obispo de la Paz

28 de septiembre de 2014
28 de septiembre de 2014

Monseñor Serna protagonizó un interesante capítulo en la historia reciente de Colombia como uno de los más reconocidos mediadores de paz en el gobierno de Belisario Betancurt.

Tras ejercer su apostolado en el Caquetá, un fuerte de las Farc, fue designado por Roma obispo de Líbano, en el departamento del Tolima, donde fue visible por su independencia conceptual, su cercanía con los desposeídos y las valerosas posiciones que asumió frente a los grandes problemas nacionales.

«La mayor parte de la vida del obispo siempre ha transcurrido entre los serenos ambientes religiosos y entre el violento fuego de la guerra del país. Nació en 1936 en Aranzazu (Caldas). En 1955 entró al seminario, viajó a Roma, donde estudió cuatro años hasta que fue ordenado en 1961, en el reinado del papa Juan XXIII. Fue enviado a Colombia y de la capital italiana entró a las selvas del Caquetá. Su labor ministerial coincide con el surgimiento y crecimiento de las Farc. «Los he conocido durante toda mi vida. Bueno, digo creo conocerlos, porque a veces pienso que a ellos no los conoce realmente nadie, son colombianos con una organización a veces inexpugnable, muy duros aunque yo no soy quién para juzgarlos» (Semana).

Biografía    

Monseñor José Luis Serna Alzate nació en Aranzazu (Caldas) el 17 de febrero de 1936.

Cursó sus estudios de Filosofía en el Seminario de los Padres de la Consolata en Turín (Italia) y de Teología en la Pontificia Universidad Urbaniana de Roma.

Recibió la ordenación sacerdotal en esa misma ciudad el 23 de diciembre de 1961.

En su ministerio sacerdotal ejerció los siguientes cargos: Párroco de la Catedral de Florencia (Caquetá), Misionero Itinerante en el Caquetá, Provincial del Instituto de Misiones de la Consolata en Colombia, Consejero General del mismo Instituto en Roma.

El 15 de noviembre de 1978 fue nombrado Vicario Apostólico de Florencia, y al ser elevada esa circunscripción eclesiástica a Diócesis el 9 de diciembre de 1985, Monseñor Serna fue designado como su primer Obispo.

El 26 de julio de 1989, Su Santidad Juan Pablo II lo nombró Obispo de Líbano Honda hasta julio 15 de 2002, que fue aceptada su renuncia al gobierno pastoral de la Diócesis.