9 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ecos del gran reportaje de Vicky Dávila

24 de septiembre de 2014

william calderonPara la muestra, este botón que trae el colega Juan Paz, en su Reverbero más reciente, con este títular:

El guayabo del Fiscal Montealegre

A propósito de la ex contralora Sandra Morelli, le acabó de quitar la máscara al Fiscal General Eduardo Montealegre y no sólo se sostuvo en sus graves acusaciones de que ya estando en el alto cargo siguió recibiendo dineros de SaludCopp, sino que la visitó para pedirle que no tocara a esta EPS. Pero lo peor de todo, es que la exfuncionaria se reafirmó en que el Fiscal, borracho, hacía alarde de lo que le iba a suceder a ella y al Procurador Ordóñez.

Mujer bien informada

Los grandes medios lógicamente no le dieron mucho despliegue a estas acusaciones de alto voltaje. Y menos la afirmación de que en la misma rasca dijo que el Candidato presidente le debe la victoria en la reelección, por el manejo que él, el Fiscal, le dio al tema del hacker Andrés Sepúlveda. Obviamente la Morelli no citó la fuente de información pero le demostró a Vicky Dávila que está como siempre  muy bien informada.

La salud de un buen hombre

Recibimos con honda preocupación la noticia que nos proporciona Juan Paz:

El ex congresista Oscar Arboleda se encuentra muy enfermo. Por una endoscopia se le encontró un adenocardinoma intestinal, y de la enfermedad del linfoma hay algunos nódulos que se han revivido. Los exámenes están en manos de medicina legal con el fin de que se tome una decisión de si puede atender los requerimientos de la Corte desde su residencia, teniendo en cuenta que siempre ha sido respetuoso de la justicia desde 2010 que se inició este proceso.

La audiencia en la Corte

A propósito, ayer martes se realizaba en la Corte Suprema de Justicia la audiencia pública por el juicio por la parapolítica que le adelanta al ex congresista antioqueño Oscar Arboleda.

Un periodista de El Reverbero de Juan Paz dialogó con el abogado de Arboleda, José Strusberg González, quien afirmó que ha presentado ante la Corte al menos a 60 testigos para demostrar la inocencia de su cliente.

Las calumnias de un malandrin

Dijo dos cosas el defensor: Una, que se pudo demostrar que los testimonios de Juan Carlos Sierra, alias “el tuso”, son calumniosos y contradictorios. Y dos, que Arboleda estuvo 10 minutos en la famosa reunión de Bello, no invitado por ningún paramilitar, sino en condición de miembro de la Comisión de Paz del Congreso, así como asistió a Ralito o a Itaguí. Los testimonios de alias “el tuso” quedaron desvirtuados en varios procesos, pues fue sacado de justicia y paz. Aunque para la justicia de Estados Unidos el hombre ya no existe, le cambiaron de identidad y nadie sabe dónde se encuentra. ¿Entonces qué pasará con las víctimas de sus calumnias?