7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Diálogo de sordos

24 de septiembre de 2014

Pero también se le ha pegado mucho la actitud del doctor Robledo a su compañero, el también senador Cepeda, pues a pesar de que militan en partidos diferentes, los une aquella consigna que data del siglo antepasado: “El pueblo unido jamás será vencido”.

Pero si hay prepotencia y altanería y se asume que se tiene la única verdad, por parte del los integrantes del Polo Democrático, los que se encuentran en la otra orilla o se consideran ellos mismos el extremo opuesto, como son los senadores del doctor Uribe, hacen lo mismo de otra manera. Es decir, hablan, como ocurrió con el doctor Uribe y de inmediato, para no oír ninguna réplica, sale del reciento y regresa para tomar la palabra y nuevamente retirarse. De risa fue la caricatura hecha por Matador en donde dibuja al doctor Uribe mostrando su frente y el resto del cuerpo introducido en una alcantarilla, diciendo: “yo soy frentero”. Pues sí, en este caso sólo muestra la frente y esconde el resto del cuerpo. Como quien dice, le sacó el cuerpo al debate.

Lastimosas, sencillamente las expresiones utilizadas por la senadora Claudia López, porque es una falta de respeto una expresión como la que utilizó, incluso si hubiese querido referirse a Mancuso o a Macaco.

Y finalmente, deplorable la intervención de la señora Paloma Valencia, quien con un tono gaitano-serpista, catalogó al doctor Uribe como el mejor presidente que ha tenido el país y dejando en un segundo plano de Santander, Bolívar, Nariño, para hablar sólo de los más antiguos.

Así, definitivamente no se va a culminar ningún proceso que implique reconciliación y búsqueda de caminos consensuados. Estamos como en Venezuela o vamos para allá a un ritmo acelerado porque si allá está Maduro enfrentado con la oposición, aquí encontramos a Santos con una oposición cerrada de un número importante de congresistas que no están dispuestos a dialogar.

Y cuando el diálogo es entre sordos, el futuro es bien incierto. No creemos que toda la verdad la tenga el Polo Democrático, en donde existe un sector muy cercano a la guerrilla, pero tampoco la tiene el Centro Democrático, porque si hablan de mermelada santista, es bueno recordar que hubo un dulce mal repartido llamado Agro Ingreso Seguro durante la administración del doctor Uribe.

Lo único que falta es que el doctor Santos salga a la palestra a decir que él representa la mitad mayoritaria, mientras la oposición es la mitad minoritaria, como lo asegura el presidente Maduro en Venezuela.