27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Concejo prende alarmas por falta de control ambiental en Bogotá

30 de septiembre de 2014
30 de septiembre de 2014

 

Durante el debate el Concejal Julio Cesar Acosta cuestionó las inversiones que se deben hacer en el río Bogotá ante el fallo del Consejo de Estado que ordena construir obras para reducir la contaminación y el impacto ambiental en este afluente, por considerar que sería una plata perdida porque se sigue contaminando y no se hace un control ambiental efectivo por parte de las autoridades del sector.

“Aunque es en un fallo trascendental que por primera vez les impone tareas específicas a autoridades nacionales, regionales y locales y el Consejo de Estado definió la ruta para la salvación del río Bogotá, uno de los más contaminados del mundo, vamos a echar la plata al río porque seguimos contaminando y no hay una eficiencia administrativa y compromisos en el control ambiental”, advirtió.

Por parte, el cabildante Roberto Hinestrosa Rey se reafirmó en la denuncia hecha por Acosta sobre la falta de control ambiental efectivo en todo lo referente al Río Bogotá y reclamó una política integral de ambiente y que se den a conocer las obras de descontaminación del Río, para conocer en detalle cómo se destinarán los recursos y cuáles serán las metodologías que usaran para una efectiva recuperación ambiental de dicho espejo de agua.

“La recuperación del Río de Bogotá tiene 10 años de retrasos, según el documento Conpes de 2004, el cual se le asignaron responsabilidades concretas a Bogotá por 5.7 billones de pesos. Después de que el Consejo de Estado ordenara que dichas responsabilidades se realizaran en fecha puntuales, vemos que la Administración Distrital sigue siendo un espectador más realizando acciones descoordinadas como la PETAR del Salitre, que en una relación costo beneficio no aporta en la recuperación de este afluente, pero si tiene un alto costo en el presupuesto de la ciudad”, señaló Roberto Hinestrosa.

Los concejales advirtieron que Bogotá ha invertido más de un billón de pesos en obras para descontaminar su Río, mediante la construcción de plantas e interconectores para transportar aguas residuales, pero estas obras no han sido suficientes.