9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia solo incauta el 0.01% de los bienes de origen ilícito: ex vicefiscal Martínez

11 de septiembre de 2014
11 de septiembre de 2014

 

Esta cifra es baja frente a los cerca de $18.000 billones que se lavan al año provenientes del narcotráfico, según datos de la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF). “Esto sin considerar los recursos generados por otras actividades ilícitas, como la corrupción”, señaló.

Para Martínez, aunque Colombia es líder en materia de extinción de dominio, pues fue la primera nación en implementar una legislación sobre el tema y su régimen se utiliza como referente por todas las naciones del hemisferio, lamentablemente esta figura en el país estaba enferma de gravedad.

La Fiscalía General tiene más de 9.000 procesos de extinción de dominio abiertos, y cada uno de ellos dura en promedio 7 años.

Aunque entre esos procesos hay muchos bienes de gran valor, la mayoría de los expedientes se refieren a bienes de poca consideración para las organizaciones criminales: expendios de droga, automóviles, divisas en pequeñas cuantías detectadas en los aeropuertos o lanchas fuera de borda.

“Los activos realmente valiosos para las organizaciones criminales están fuera del radar de las autoridades, quienes no saben cuáles son ni dónde están. Esto demuestra que no estamos actuando de manera estratégica para desarticular su estructura económica, y que en esta materia se ha venido dando pasos de ciego”, anotó.

Nuevo Código de Extinción de Dominio: ¿luz al final del túnel?

Para el ex vicefiscal Martínez, esta problemática parece que al fin tendrá una solución, gracias a la expedición de la Ley 1708 de 2014, por medio de la cual se expide el nuevo Código de Extinción de Dominio.

Esta regulación prevé importantes herramientas para luchar contra las finanzas del crimen organizado: un régimen de principios propios, una jurisdicción especial para extinción de dominio, la posibilidad de una extinción abreviada, un modelo de investigación que reviste de mayores facultades a la Fiscalía, un conjunto de mecanismos de garantía para proteger los derechos de los terceros de buena fe, un régimen probatorio propio y un régimen de cooperación internacional de avanzada.

“El procedimiento de extinción, así como los principios y reglas que gobiernan la extinción de dominio, representan un importante reto para todos los operadores jurídicos, por su novedad y originalidad”, consideró.

Dada la importancia de ahondar en el análisis de esta nueva legislación, la Universidad del Rosario reunirá en la institución a varios de los juristas que participaron en la redacción de esta norma, quienes darán una serie de conferencias entre el 26 de septiembre y el 6 de octubre.