27 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Remezón en la cúpula de Caracol Radio

6 de agosto de 2014

ricardo alarcon

El repentino relevo causó revuelo en la torre de la carrera séptima con la calle 67, de Bogotá, donde operan las instalaciones centrales de la red radiofónica.  También salió Adolfo Dolo, quien será sustituido por Jimena Dolo. El cronista de los medios, Edgar Hozzman, reportó que Carlos Montoya dirigirá las emisoras musicales y Jordi orientará las frecuencias noticiosas. Anticipó, igualmente, que en breve vendrán nuevos cambios ejecutivos y de estaciones caracoleras.

¿Alarcón a una embajada?

Además del desconcierto, la noticia del remezón desencadenó una serie de rumores en las esferas caracoleras. Se dice, por ejemplo, que el saliente presidente de la cadena, Ricardo Alarcón Gaviria, quien se acaba de pensionar por el Seguro Social, seria llamado por el gobierno del presidente Santos a desempeñar una embajada. Se desconoce,  de momento, a qué país iría. Otro runrún indica que Alarcón continuaría al servicio de Prisa en el ámbito suramericano, manejando las emisoras que el grupo español tiene en este continente. La llegada de Diebb causó preocupación entre los trabajadores de Caracol, en Colombia, porque está en ciernes un nuevo recorte de personal.

Amanecerá y veremos.

¿Listo el sustituto de Peláez?

El colega Hozzman –hombre generalmente bien informado—sumó a la chiva de la salid de Alarcón esta noticia sobre el programa de mayor audiencia en Caracol Radio:

GUSTAVO GÓMEZ CONDUCIRÍA LA LUCIÉRNAGA

Otro cargo para Gustavo Gómez. Primero quisieron que fuera director de noticias  y ahora se habla de su posibilidad como conductor de la Luciérnaga.

Esta versión se ha escuchado desde cuando Hernán estuvo en convalecencia.

Algunos dicen que ya Hernán se quiere retirar al descanso, pero lo cierto es que a él le sale trabajo a diario. En Win Sport lo quieren, en DirecTv, también y hasta en RCN Radio lo desearían en su nómina.

Gustavo en “La Luciérnaga” daría un cambio total y sería una tarde de más humor y menos noticias.

Una más de Hozzman

JAVIER HERNÁNDEZ BONNET. Es un periodista serio, responsable y comprometido con su profesión. Los logros del Canal Caracol en el mundial en un alto porcentaje se le deben a la organización y coordinación de Bonnet, quien delegó a un equipo idóneo el cubrimiento y seguimiento de lo que hacía nuestra selección. Además su olfato periodístico le permitió descubrir periodistas y comentaristas que le han reportado buenos resultados como el profesor Alfaro a quien encontró en un canal de Buenos Aires con un talento no bien capitalizado.

La personalidad, profesionalismo y resultados para el Canal de Hernández Bonnet, le han merecido el respeto, reconocimiento y apoyo de la familia Santodomingo. A la llegada del delfín Vélez a la dirección de noticias en del canal , quiso desautorizar y desconocer al director de deportes, haciendo cambios e ignorando a Hernández Bonnet, quien presentó su carta de renuncia , las que prendieron las alarmas en New York, a donde fueron citados Javier y Luis Carlos, para dejar claras las posiciones de los dos directores. A partir de esta citación, Vélez comenzó a respetar y a guardar las debidas distancias con Javier, quien estaba definiendo propuestas de RCN y WIN.

El haber puesto en su lugar a Vélez le evitó  dolores de cabeza a Javier durante el cubrimiento del mundial de Brasil 2014, donde el delfín, enfocó sus baterías en mostrar a su esposa y buscar así más protagonismo.

LOS DELFINES DE LOS COMENTARISTAS DEPORTIVOS

Un resumen a la vista. Jorge Hernán Peláez, hijo de Hernán, hizo un buen trabajo para la W. Luis Carlos Vélez,  retoño de Carlos Antonio Vélez y director de noticias del Canal Caracol, fue a mostrar y a tratar promocionar a su esposa, Siad Char; Juan Pablo Hernández, heredero de Javier fue comentarista del Canal Caracol. César Augusto Londoño  llevó a su hijo David para que se divirtiera y le hiciera la segunda y Alejandro Munévar, legatario de Óscar. cubrió el mundial para AIPS, Asociación Internacional de Prensa Deportiva.

Mejor dicho: como suele proclamarlo el estupendo narrador deportivo Benjamin Cuello. ¡SE AGITA EL CAÑAVERAL!