4 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

6 de agosto de 2014
6 de agosto de 2014

 

juan carlos pinzon

Mucho se habló de que habría cambio en tan trascendentales funciones, pero el Presidente Santos optó por renovarle su confianza a quien considera como a uno de sus mas cercanos y fieles escuderos. Hijo de padre militar, su figura y su tono discursivo dejan ver su cercanía con los cuarteles. Si los militares fueran beligerantes en política, bien se podría decir que Juan Carlos Pinzón sería  la cuota de este estamento en el gabinete presidencial. A Pinzón le ha correspondido un delicado encargo, como es el de mantener la moral de las tropas ante los ataques terroristas contra los soldados, los policías y la población civil, mientras el gobierno que representa habla con ellos en La Habana. Sus constantes alusiones a las Farc en términos verticales y muchas veces a contrapelo de la posición del gobierno, aplaudidas por unos y consideradas como imprudentes por otros, las van a tener que seguir soportando los subversivos de la mesa de La Habana.

Es casi que incomprensible

Y pruebas al canto. Después de agradecerle su ratificación en el cargo al Presidente de la República y en relación con la solicitud de la guerrilla de que sus combatientes también sean consideradas como víctimas del conflicto armado, se despachó en los siguientes términos: » Lo que suena raro es que aquellos que atentan contra niños y niñas, que destruyen pueblos, que quitan el agua a miles de personas y que han asesinado, secuestrado, reclutado a menores y violado el derecho internacional humanitario, ahora quieran tratar de mostrarse como víctimas. Es casi que incomprensible para el pueblo colombiano «. Para los observadores de la política con pimienta, la presencia continuada de Pinzón en el Ministerio de Defensa es un mensaje claro del Presidente Santos a las Farc en el sentido de que no atenderá sus presiones y un mensaje de tranquilidad para las Fuerzas Armadas, que hubieran considerado el relevo del Ministro como un triunfo de los negociadores de la insurgencia en Cuba. Y para que no queden dudas, el Presidente Santos  insistió en que su Ministro de Defensa lo interpreta a cabalidad  y que todo lo que dice y hace está en coordinación con el Presidente.

Que televisen el debate

Jaime Buenahora Febres-Cordero, Representante a la Cámara y congresista electo por los colombianos en el exterior, anunció que Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo, principales negociadores del gobierno con la guerrilla en La Habana, intervendrán en la sesión convocada para las nueve de la mañana de hoy, en la Comisión Primera. Se espera que además se haga presente el confirmado Ministro de la Defensa Juan Carlos Pinzón y la Directora de la oficina de atención y reparación de víctimas, Paula Gaviria. Ojalá sea transmitida la importante sesión por el canal institucional de televisión y se le de la máxima difusión a lo allí planteado, porque si algo requiere el proceso de paz, es exposición didáctica por parte de los voceros del Estado. Estaremos pendientes, para transmitirles a nuestros lectores el meollo de lo que se discuta, por que consideramos de especial importancia que se haga claridad en relación con la presencia de las víctimas de la violencia armada en la temática de la mesa de conversaciones entre la legitimidad y la subversión. Con debates como el anunciado, vuelven los ojos de la ciudadanía hacia el Congreso y sus deliberaciones obtienen la atención que se merecen.

La mala hora de Hugo Armando

Dicen que en política la lealtad es un bien muy escaso. Y éste parece ser el caso del diputado de Risaralda, Hugo Armando Arango, hoy militante del conservatismo. En principio, hizo parte de las filas liberales del ex congresista Octavio Carmona, a quien dejó a mitad del camino. Luego se trasteó para el partido conservador, línea del congresista Mauricio Salazar, con quien también tuvo diferencias y terminaron partiendo cobijas. Hugo Armando, quien se proclamaba amigo del Gobernador Botero, anda ahora lanzándole puyas y críticas a la gestión del mandatario. Aunque lo hace en privado, el tema ya ha trascendido en varios medios y es objeto de comentarios suspicaces. ¿Será cierto este asunto? Y si lo es: ¿qué será lo que quiere Hugo Armando?