8 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La cosmogonía que encierran las rancherías

7 de agosto de 2014
7 de agosto de 2014

El estudiante de la Maestría en Hábitat, Erik Marcelo Marín Ortiz, acompañado del Grupo de Investigación en Estudios del Patrimonio Urbanístico y Arquitectónico, a cargo del profesor Juan Pablo Duque, estudia en diversas zonas del país el hábitat arquitectónico y su influencia en las culturas ancestrales.

La investigación titulada “Cosmogonía y rito en la vivienda wayúu” corresponde a los estudios de la cultura indígena que se desarrolla a partir de su visión del mundo y su mitología, en relación con la arquitectura de los lugares que habitan.   

“Cada una de estas culturas goza de una cosmogonía de su mundo, creada para darle sentido al territorio que habitan y a su existencia”, explica Marín.

Los significados complejos vienen desarrollándose por muchos años y se manifiestan a través de sus rituales. La transmisión de este pensamiento les ha permitido perdurar en el tiempo.

El estudiante enfocó su tesis en la noción del origen del mundo wayúu y cómo conciben su territorio, dividido en una baja, media y alta Guajira con características diferentes de los espacios, que se transmiten en historias mitológicas.

“La idea era generar una tipología de la ranchería, un espacio complejo y extenso en el que se pretende explorar la diversidad característica del territorio”, agrega.

Sin embargo, al estudiar los elementos que componen esta clase de viviendas, se descubrió una serie de elementos que propician la transmisión oral de la cultura.

“Además del espacio arquitectónico, se incluyó el aporte habitacional que genera”, dice el arquitecto.

Investigando el estado del arte, Marín encontró numerosos estudios en el campo antropológico del pueblo indígena, pero muy poco desde el punto de vista habitacional y arquitectónico.

El grupo de investigación considera urgente la posibilidad de generar documentación que permita registrar ese tipo de aportes, más ahora que el pueblo wayúu se encuentra amenazado por causas climatológicas.

“Dicha cultura está en riesgo y con tendencia a la desaparición, entonces debemos documentar los aportes para la conservación de la comunidad”, enfatiza el estudiante.

Rituales particulares

La ranchería es un elemento íntimo en el que tiene lugar un rito llamado “blanqueo”, que sucede cuando las niñas tienen su primera menstruación y son sometidas a un encierro específico en el que adquieren el conocimiento del tejido que simboliza su transición hacia la mujer adulta.

La “enramada” es un lugar donde los indígenas socializan sus experiencias y diferentes ritos. Allí los sabios o indígenas ancianos transmiten su mitología a través de la tradición oral.

(Por:Fin/MLIA/MLA/AC)