27 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Indígenas wounaan, en riesgo de desaparecer

9 de agosto de 2014
9 de agosto de 2014

El estudiante de la Maestría en Hábitat, Jeinstom Jensen Gómez, realizó su investigación titulada “Aspectos territoriales del hábitat wounaan”, con el objetivo de investigar a profundidad el estado arquitectónico y urbanístico de esta comunidad que ocupa territorios en Buenaventura e Itsmina (Chocó).

“Los aspectos territoriales representan la interacción que tienen los indígenas con el medio que habitan. Estos se conforman mediante ritos y bailes que los identifican”, explica el arquitecto.

Según el investigador, la comunidad ha perdido su tradición y cosmovisión por problemáticas que incluyen aislamiento, inmersión de la iglesia católica y abandono del Estado.

“Para llegar a ellos no hay carretera ni infraestructura, por lo que se encuentran en una decadencia total”, indica Jensen.

La comunidad de Papayo se encuentra ubicada en el Chocó, específicamente en el municipio de Santa Genoveva de Docordó, en los límites entre el Valle del Cauca y el territorio chocoano. Para llegar, es necesario abordar una lancha en Buenaventura y recorrer el río San Juan.

Inicialmente, el Grupo de Investigación en Estudios Sociales-Históricos realizó un primer proyecto en el cual la Armada Nacional solicitó la construcción del colegio Gerardo Chiripua. Este primer encuentro determinó la falta de estudios en esta zona del país.

“Se han realizado diferentes investigaciones alrededor de comunidades indígenas que resultan más atractivas, pero existen otras que no son tan conocidas. Sus problemas sociales hacen que la cosmogonía no se vea reflejada”, declara.

Aspectos territoriales

Los wounaan hacen parte de la familia lingüística de los emberá, sin embargo su relación cotidiana y simbología son diferentes. Allí se constituye su territorio.

“Ellos se acentúan de forma longitudinal, paralelos al río San Juan, por lo que también han tenido problemas de inundación”, añade Jensen.

Históricamente, para escapar de la conquista, se adentraron en la selva profunda y por eso su acceso difícil.   

Tienen dos Asociaciones de Autoridades Indígenas que los representan y poseen un documento o Plan de Vida (Camagua), que funciona como guía.

Su cosmogonía está definida por la montaña en las que hacen sus pagamentos y por el río San Juan que está bordeado por las viviendas. A todos estos espacios, le agregan símbolos y arquetipos que explican su origen.

Como señala el investigador, arquitectónicamente no tienen un despliegue estructural, pero se representan a través de su urbanismo y la posición de sus casas.

“Hay una pérdida de los valores que ha aumentado con la influencia de la iglesia; esa es la preocupación principal. Hay que salvaguardar sus valores culturales a través de la investigación”, concluye el estudiante.

(Por:Fin/MLIA/dmh/AC)
Agencia de Noticias U. Nacional