8 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

‘Este proceso no pretende resolver todos los problemas del país’: Sergio Jaramillo

1 de agosto de 2014
1 de agosto de 2014

“Pensamos que ya es hora de que haya mensajes muchos más claros de parte de las Farc, gestos muchos más claros, que le hagan sentir a la gente que van para el fin; en lugar de estar haciendo, lo que están haciendo hoy. Esa es la discusión y es lo que hay que exigir ahora, gestos que le den credibilidad, en el territorio, a este proceso”, señaló.

El Chocó, uno de los departamentos más afectados por la violencia, fue la primera región elegida para realizar los Encuentros Regionales para la Paz, en los que se busca informar sobre los avances de las conversaciones que adelanta el Gobierno en La Habana, y sobre todo, detectar cuáles son los retos e iniciativas regionales en la construcción de paz.

Jaramillo Caro señaló que no solamente hay que discutir, sino también “construir alianzas que nos permitan sacar adelante este proceso y en este momento lo más importante es abrir espacios de discusión como éste, para construir un modelo diferenciado en las regiones, de acuerdo a las características de la región.”

Durante el Encuentro, líderes de organizaciones de base, empresarios, iglesias, consejos comunitarios, organizaciones indígenas, mujeres, académicos y jóvenes, intercambiaron inquietudes y propuestas frente a las necesidades y retos que afronta el Chocó, en el contexto del proceso de diálogo entre el Gobierno y las Farc

El alto funcionario señaló que “este proceso no pretende resolver todos los problemas del país. Este proceso no puede pretender resolver todos los problemas tan álgidos que afronta un departamento como el Chocó, pero si puede sentar unas bases críticas para que se hagan unos esfuerzos muy grandes de trasformación en una fase de transición”.

Los encuentros son producto de la alianza de la Red Nacional de Programas Regionales de Desarrollo y Paz, la Red de iniciativas y Comunidades de Paz desde la base, Pensamiento y Acción Social y la Ruta Pacífica de las Mujeres, con el apoyo de las Embajadas de Suecia, Noruega, Suiza y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.