2 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Empresarios, a prepararse para el posconflicto

21 de agosto de 2014
21 de agosto de 2014

 

Mariela Márquez Quintero, profesora del Departamento de Administración de la Sede Manizales, y Julián Andrés Restrepo Guzmán, estudiante de octavo semestre de Administración de Empresas, desarrollaron la ponencia titulada “Los empresarios, proceso de paz y posconflicto en Colombia: responsabilidad social”, con la cual indagaron sobre el papel del gremio empresarial con respecto a oportunidades laborales para personas en proceso de reintegración.

Dada la experiencia de la docente, magíster en Historia, se investigó inicialmente la trayectoria del conflicto armado en Colombia y la participación de víctimas y victimarios en el actual proceso de paz, pero no desde la mirada de sus dirigentes, sino haciendo énfasis en el papel que jugarían luego de un eventual acuerdo.

“Fue así como decidimos hacer una reflexión sobre el hecho de que los empresarios no se han pronunciado frente al proceso de paz y, pese a que ellos fomentan las políticas económicas y de empleo, aún no se percibe una responsabilidad directa con los desmovilizados”, señaló la profesora Restrepo.

Por tal razón, deberían pronunciarse y generar -junto con el Gobierno- políticas para que los desmovilizados se reintegren a la sociedad y ocupen un empleo digno.

En Colombia, según la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), existen 30.612 personas en proceso de reintegración, de las cuales se han beneficiado 9.286 por planes de negocio.

En cuanto a la participación empresarial, solo se han vinculado al proceso 115 empresas, en modalidades como empleo, capacitación y financiación de proyectos.

Esta cifra no se acerca ni al 10 % de las 63.504 empresas constituidas en nuestro país ni a sectores como la construcción (12,9 % del total de las empresas legalmente formadas), donde la mano de obra es vital.

“No se puede desconocer que en una etapa de posconflicto se debe definir el futuro de cerca de 12.000 guerrilleros que hoy hacen parte de la insurgencia armada. El Estado, los empresarios e industriales deben asumir soluciones a la problemática de los desmovilizados y reinsertados”, aseguran los autores en la ponencia.

Temores de los industriales

Esta situación se presenta porque existen grandes miedos por parte de los dirigentes empresariales e industriales sobre las maneras en que se reintegrarán estas personas a la sociedad civil.

Según el análisis teórico con respecto a otros estudios sobre el tema, el estudiante de Administración de Empresas encontró que la Fundación Ideas para la Paz en el 2009 ya había realizado un estudio en donde se evidenciaba que, aunque las empresas reconocen la importancia en la reintegración económica de excombatientes, cerca del 55,5 % se abstienen de participar por el desconocimiento de los programas institucionales del gobierno, el 22,8% por temor a la seguridad de su empresa,  el 13,1 % por la retaliación de grupos armados y el 8,6 % por considerar que no cumplen los requisitos para ingresar a sus empresa.

“El empresariado colombiano, en diferentes foros y escenarios públicos y políticos, ha exteriorizado su preocupación por los modelos de reincorporación, ya que argumenta que puede convertirse en un negocio para los ilegales, evadiendo y burlando a la justicia, negando el reconocimiento de las víctimas y la petición pública de perdón”, dice el investigador.

Experiencia internacional

Dado que en Europa se tiene un camino trazado en cuanto a procesos de paz, el estudiante y la docente encontraron propicio presentar esta ponencia, inicialmente, en la edición XIV del Congreso Economía y Gestión de las Organizaciones, realizado en la Universidad de Oxford (Reino Unido).

“Consideramos que como en Colombia llevamos un proceso de enfrentamiento armado de más de 50 años, muchas veces asumimos con indiferencia el tema. En el ámbito internacional vemos que la comunidad ha ofrecido un buen respaldo al proceso, por lo que vimos la posibilidad de presentarlo en Europa, donde tuvimos buenas críticas y buena acogida, principalmente de españoles e ingleses”, argumenta el estudiante de la Sede Manizales.

En su opinión, esto se debió a que, por ejemplo en España, durante la dictadura de Franco, las víctimas tuvieron que sobrepasar el punto de indulgencia con sus victimarios, al verlos caminar junto a ellos en la calle. “Nosotros aún estamos pendientes del perdón y ni siquiera nos han preparado para eso”, agrega.

Además, el proceso de paz en Colombia se ha convertido en un logro trascendental e histórico, teniendo en cuenta que de los 58 conflictos armados que existen en el mundo, la confrontación en Colombia es una de las más reconocidas, después de la de Birmania en Asia y la de israelitas y palestinos en Medio Oriente.

El ponente estuvo en dicha ciudad del 2 al 10 de agosto, gracias a los procesos interadministrativos que la Facultad de Administración de la U.N. Sede Manizales adelantó para que la Universidad hiciera presencia.

También participaron un estudiante de la Universidad Industrial de Santander, dos docentes de la Universidad Javeriana y un estudiante de la Sede Palmira mediante videoconferencia.

(Por:Fin/FLPV/MLA/AC)