2 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Buscando la otra mitad del Medio Ambiente

20 de agosto de 2014

 

En Manizales, su ciudad natal, rumban los chistes alrededor del inopinado Ministro: 1) Que Vallejo se empeñará, seguramente, en buscar la otra mitad del Medio Ambiente, algo que no hicieron, inexplicablemente,  sus antecesores en la cartera a su cargo. 2) Que nombrará una comisión de alto nivel ambientalista para que les pida a los progenitores del travieso infante que lo castiguen ejemplarmente por hacerle tanto daño a Colombia y que le ordenen al parvulito que le ponga fin a sus pilatunas.

Aunque debe tener el corazón lleno de contento (como el jibarito de don Rafael Hernández), al hacer el tránsito de la dirección del programa presidencial de la Prosperidad Social al Ministerio del Medio Ambiente,  la tormenta de críticas que recibe desde el momento de su nombramiento  le generó unos días bastante amargos,  antes de su posesión, ocurrida el martes pasado.

El garrote de doña Salud

En su más reciente columna dominical de El Tiempo, la periodista colombo-española Salud Hernández Mora se despachó con esta andanada contra el nombramiento de Vallejo:

“Otro ejemplo de que Santos sigue en su burbuja es su designación del Ministro de Ambiente, un NN sin mando ni prestigio en el área. En su primer gobierno cambió cuatro veces de ministro. Ahora hará otro tanto. Son fusibles de mínimo voltaje. Para él, la Naturaleza empieza y termina en su finca de Anapoima. Por cierto, ¿no hay un solo negro que pueda ser su ministro”?

Santos trabó amistad con Vallejo cuando el caldense trabajó en la parte administrativa de El Tiempo, en la época en la que el rotativo era de propiedad de la dinastía santista.

El parto del ratón de la montaña

“Aún no salimos del asombro los que leímos el artículo “Habemus gabinete” que escribió el exministro Fernando Londoño Hoyos, quien en su sartal de críticas contra los nuevos ministros del Presidente Santos dejó en duda al caldense, motivador empresarial y experto en servicio al cliente, Gabriel Vallejo López. “Al Presidente se le escapaba el detalle regional con la zona cafetera. Y nombra como Ministro del Ambiente a un personaje que poco representa para Caldas, Quindío y Risaralda y cuya inhabilidad para cuestiones ambientales es casi escandalosa. La montaña, tembló, crepitó, rugió y parió un ratón”. Así se refirió a Vallejo en el escrito publicado en La Patria, el miércoles 13 de agosto. Qué quiso decir Londoño Hoyos sobre el parto del ratón, se preguntan los caldenses”. (Texto de Rafael Zuluaga Villegas, cronista político del diario digital Eje 21, de Manizales).

Un comercial poco creíble

Lo transmite diariamente la prestigiosa cadena CNN en español y trata de venderle al continente la falsa idea, según la cual, el periodismo venezolano goza de libertades plenas en los dominios chavistas del binomio Maduro-Cabello.

Tres de los principales orientadores del Grupo Sexto Poder desfilan en su orden soltando en el comercial tres perlas poco creíbles:

1) José Visconti, el director de “El Heraldo”, de Caracas, sostiene que “cuando algo ocurre, lo contamos, no opinamos”.

2) Norberto Mazza, vicepresidente editorial del Grupo, pregona que “la verdad y el equilibrio nos hace libres”.

(3) Leocenis García, presidente del mismo Consorcio para América Latina,  cierra el mensaje, asegurando: “Nuestro compromiso no es con los poderosos sino con los ciudadanos”.  (Ya voy, Toño).

Tolón Tilín

Algunos caldenses no dejan en paz al debutante Ministro del Medio Ambiente, Gabriel Vallejo López. En los tertuliaderos de la ciudad de las ferias se dice que cuando el personaje era candidato a la Gobernación de Caldas (pulso electoral que perdió frente a Guido Echeverri Piedrahita, el 31 de octubre de 2011) llevaba tantos años sin visitar a Manizales, su patria chica, que  si lo dejaban solo en la céntrica Plaza de Bolívar, el hombre no sabía qué camino coger, ni a dónde dirigirse.  Mejor dicho, quedaba más perdido que una francesa volada de la casa.