8 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Acuerdos de pago a empresarios colombianos tendrán efectos inmediatos

5 de agosto de 2014
5 de agosto de 2014

 

Al término del encuentro entre los Presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos y de Venezuela, Nicolás Maduro, celebrado el viernes último, fueron suscritos acuerdos de pago sobre las deudas con los empresarios colombianos, así como para el fortalecimiento de la lucha contra el contrabando en la frontera.

El Ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas Santamaría y el Ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública de Venezuela, Rodolfo Torres, suscribieron este viernes los pactos que permitirán fijar los mecanismos de pago en moneda local a los exportadores.

“Para que fluya más el comercio se estableció un mecanismo de compensación por medio del cual se desarrolla el comercio entre ambos países en monedas locales, pero determinando que cualquier excedente, por ejemplo, si Colombia queda con un sobrante de bolívares en Venezuela los pueda convertir a una moneda de reserva, llámese dólar o euro, cuya tasa será definida por el Ejecutivo del vecino país”, aseguró el Ministro Cárdenas.

Al respecto agregó: “El Gobierno venezolano va a fijar una tasa mediante la cual se van a pagar las deudas, dándole prioridad a los empresarios colombianos. Es fundamental porque eso le va a dar agilidad al comercio para que no haya represamiento de pagos y, por ende, va a facilitar la actividad de los exportadores colombianos, mientras que las remesas de los ciudadanos se van a poder girar a esa misma tasa”.

De acuerdo con cálculos del funcionario colombiano, las deudas del Gobierno de Venezuela con los empresarios colombianos ascienden aproximadamente a US$300 millones.

En el mismo sentido, para afianzar las relaciones binacionales, fue firmada una declaración para la profundización y el fortalecimiento de la lucha contra las redes criminales y el contrabando en las fronteras.

Durante el encuentro el Presidente Juan Manuel Santos anunció que se establecerán centros de comando y control conjuntos con el objeto de combatir con mayor eficacia esa actividad ilegal, estableciendo metas y operaciones concretas con miras a combatir este flagelo que afecta el desarrollo de la industria en ambos lados de la frontera.