1 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Vicepresidente Angelino Garzón apoya la participación política de las Farc

6 de julio de 2014
6 de julio de 2014

 

En rueda de prensa Garzón pidió a la guerrilla llegar a consenso interno para lograr la paz.

“Yo creo que es mejor ver guerrilleros hablando que disparando. Y como dice un famoso boxeador Kid Pambelé, “es mejor ser rico que pobre”, dice él. Y claro que es mejor un país en paz que en guerra o en conflicto armado interno. Es mejor la paz que la violencia, pero la paz requiere también voluntad política de las guerrillas.

El vicepresidente indicó que la paz es un tema político y por tanto debe haber voluntad bilateral. “Esto no es un tema de leyes ni un tema jurídico, es un tema político.

El alto funcionario indicó que un acuerdo final de paz también incluiría al Ejército de Liberación Nacional (ELN) con el cual se inició una fase de conversaciones exploratorias.

Para Garzón es necesario entregarles garantías a los grupos insurgentes. “Este no es no es un tema de leyes o jurídico, sino político, y requiere la voluntad de las partes”, subrayó.

En su opinión, si las FARC y el ELN toman la decisión de firmar un acuerdo que ponga fin al conflicto armado, es más fácil explicarle a la población por qué ellos deben hacer política y formar parte de las instituciones del Estado.

Desde su instalación en La Habana el 19 de noviembre de 2012, el proceso de paz entre el Gobierno y las FARC ha concretado tres acuerdos calificados de históricos por la comunidad internacional.

Estos son desarrollo agrario integral, participación política y solución al problema de las drogas ilícitas.
Además se decidió abordar en mesas paralelas los dos puntos pendientes de discusión, de los cinco incluidos en la agenda pactada: las víctimas y el fin del conflicto en sí mismo.

Con respecto al tema de las víctimas, ya se registró un avance importante, la definición de los 10 principios básicos en los cuales se centrará el debate.

Entre estos figuran la verdad, la justicia, la reparación, la no repetición y el respeto a sus derechos humanos fundamentales.