28 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un derrame mortal

25 de julio de 2014

Este problema tiene carnita y va más allá de que la gobernadora no quiera o la alcaldesa se restee con el asunto.

Pero comenzando, dónde está la pilota?

No parece irresponsable que la alcaldesa, en un acto de meticulosa copia de la costumbre mariolondoñezca, se ausente frente a un tema tan delicado y deje a segundones para que sean ellos los que se enfrenten a la comunidad y presenten los incordios al concejo? Es una vieja trampa para que sean otros los que al final, si pasa algo frente a la justicia, sean los que respondan. Truculencia y  trapisondas.

¿La alcaldesa de Armenia si consideró oportuno las obras del tal anillo vial por el sistema de la contribución de valorización por qué no incluyó el asunto en su programa de gobierno y luego en el Plan de Desarrollo?

¿No es una locura cuando ya termina su gobierno meter este proyecto en medio de un año electoral y con medidas de  garantías electorales que nadie sabe cómo se podrán manejar?

Excusen yo si sé cómo se manejarán los recursos. Habilitarán la ineficiente oficina de la Edua como elemento precursor de las obras de valorización para poder hacer la contratación de manera directa y a dedo  a través de los denominados convenios y así eludir la licitación pública.

El análisis socioecómico que pregonan no es serio y se hizo con una encuesta chimba con mil cuatrocientas personas que no representan de manera alguna la realidad de esta ciudad empobrecida y arruinada.

Si se consigue con el sistema financiero los recursos por 126 mil millones de pesos pignorando el recaudo de la contribución la bancarrota fiscal de Armenia será inminente.

Hoy se debe al erario de  la capital del Quindío cerca de 50 mil millones de pesos por concepto de impuesto  predial que no han podido pagar los contribuyentes por pura y física falta de cash money, mis amigos. Si ahora agregan la contribución la cartera crecerá y Armenia tendrá que echar mano de otros recursos para pagarle a la banca.

La improvisación es evidente. ¿Si podrá la alcaldesa encargada por unos días pedir al concejo que se modifique el plan de desarrollo? Alcanzará el tiempo para que no se metan en el problema de las vigencias futuras sin menospreciar la juridicidad que hay sobre el tema.

En la propuesta no existe evidencia de que haya un soporte ambiental actualizado de las obras expedido por las autoridades del ramo.

Se sacó de la manga el proyecto como el prestidigitador saca un conejo de su pompím.

El acelere tiene un mensaje de que sea y como sea y al costo que sea se debe sacar adelante el asunto y ya están en algunos círculos poniéndole bien el ojo a los ponentes porque hay ciertas reservas que sería menester que ellos en su sapiencia supieran develar.

Preguntas de un imbécil como yo:

.- Por qué la alcaldesa no ha ejecutado la totalidad del empréstito de 44 mil millones  que hace cerca de dos años le autorizó el concejo para obras en la ciudad?

.- Por qué no ha iniciado la obra del Boulevard de la 18 que con tantas alharacas anunció  desde la campaña política?

.-Qué ha pasado con el Centro Metropolitano de la Cultura que después de dos años y siete meses no pasa absolutamente nada?

.-Qué hay del tal centro comercial popular con supuestas inversiones de 12 mil millones de pesos para supuestamente solucionar el problema de la obstrucción del espacio público?

Estas vainas están en el plan de desarrollo y hasta ahora nada y con el tiempo que falta no estarán por parte alguna realizadas. Verdad indiscutible.

Y por qué ahora si no han cumplido con lo prometido, que se encuentra dizque presupuestado y armonizado con el plan de desarrollo, quieren meter en la ciudad en semejante berenjenal.

Aunque la artillería de abogadillos y economistas en desgaste están en algunos medios defendiendo este atropello debieran esperar y hacer un gran debate sobre el asunto y por lo menos considerar que en un año tendremos nuevo alcalde o alcaldesa y debieran pensar qué opinaría sobre el proyecto.

Yo si creo que un “derrame” de valorización sería fatal en las actuales circunstancias socioeconómicas de la ciudad  porque aunque digan lo contrario si a Ud. le valorizan su predio automáticamente al IGAC revisará el avalúo catastral.

Por ahora este solo es un botón de muestra, lo demás lo seguiremos contando.

Y que no sigan contratando a personas en Pereira para que les programen sus “asunticos”.