1 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Revolcón en diseños de nuevos cupos carcelarios

19 de julio de 2014
19 de julio de 2014

El proyecto modelo fue presentado por el Ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, quien aseguró que las cárceles tienen que cumplir con su función de reintegrar personas a la sociedad y deben dejar de ser vistas como “escuelas del crimen”.

“Se trata de celdas con diseños para distintos climas, para tierra fría, tierra caliente. Son diseños compatibles con el medio ambiente, la naturaleza, hay espacios más o menos amplios entre lo que puede ser un centro de reclusión. Es un nuevo concepto, un nuevo modelo que esperamos que se imponga también para la construcción de nuevas cárceles, como en proyectos que se están  adelantando para Fundación, Riohacha y Pereira”, indicó el Ministro.

Al lado de la Directora de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios, María del Pilar Bahamón y del  director del Inpec, el general Saúl Torres Mojica, el jefe de la cartera de Justicia informó que el proyecto contempla la construcción de otros pabellones en Ibagué, San Gil, Girón, Palmira, Cómbita e Ipiales, los cuales contarán con la capacidad para aproximadamente 700 cupos cada uno.

“Este proyecto se ha venido trabajando con la Universidad Nacional hace parte de la política del Gobierno para humanizar las cárceles. De un lado, reducir sensiblemente el hacinamiento (para lo cual se trabaja de manera complementaria en otras direcciones) pero de otro crear un tipo reclusión que apunte a la resocialización. Más temprano que tarde tendremos que resolver este problema del hacinamiento y que deje de ser verdad eso que repite la gente: que las cárceles son escuelas del crimen. Las cárceles tienen que ser centros de resocialización para que la gente pueda reintegrarse a la sociedad”, dijo Gómez Méndez.

Los diseños realizados por la Universidad Nacional cuentan con espacios complementarios a las celdas, como talleres de producción, bibliotecas, áreas deportivas y recreativas, oratorios y aulas de internet orientadas a la docencia y a la investigación. Asimismo, se prevé la construcción de lugares especiales para las unidades judiciales y las diligencias con jueces, fiscales y locutorios.

“Durante mucho tiempo el Estado miró a otro lado, dejamos crecer el hacinamiento con una política criminal equivocada, que se diseñaba de manera coyuntural. El Estado ha creído que la única manera de resolver las tensiones sociales es con el Código Penal y que además toda persona procesada debe estar en la cárcel. Volvimos la privación de la libertad una norma”, cuestionó el Ministro.  

“El caso Arias no fue un proceso político”

El Ministro de Justicia también se refirió a la condena contra el exministro Andrés Felipe Arias y aseguró que se trató de un proceso con “todas las garantías”.

“Fue un proceso largo, en la sola etapa juzgamiento se tomaron 3 años. Nosotros no nos involucramos en decisiones judiciales, nos limitamos a cumplirlas como debe ser. Por eso, como se lo dijo el Presidente Santos al exministro Andrés Felipe Arias, lo ideal es que como cualquier colombiano afronte las decisiones de la justicia. Este no es un proceso político, como se ha dicho, es un proceso judicial”, concluyó Gómez Méndez.