27 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

‘Preservar el agua es una prioridad’: Presidente Santos

9 de julio de 2014
9 de julio de 2014

Se trata de la Estrella Fluvial del Inírida, en la que confluyen los ríos Guaviare, Atabapo e Inírida, que desembocan en el Gran Orinoco, uno de los más grandes del continente y el tercero más caudaloso del mundo, en cuyo subsuelo hay una gran cantidad de minerales como oro y coltán.

El presidente Juan Manuel Santos dio este paso histórico en la preservación de la biodiversidad del país con la firma de un decreto que declara la región como zona Ramsar, lo que obliga al Estado a protegerla pues queda catalogada de interés mundial.

Los ministerios de Ambiente y de Minas mantenían diferencias sobre el uso de la zona, ya que su amplia carga mineral despertaba el interés de distintas multinacionales que querían explotarla en algunas partes. Pero, con la firma ayer del decreto, la región quedó blindada. «En la Estrella Fluvial del Inírida no vale la pena tener una mina», precisó el Jefe de Estado.

La decisión de Colombia protege, además, una sinnúmero de especies que generan equilibrio en el ecosistema. Por ejemplo, el país es en el mundo el que más diversidad de aves tiene y el 25 por ciento de ellas está en esta zona. También se ubica en el segundo lugar en número de especies de peces y el 35 por ciento de ellas está en la Estrella Fluvial del Inírida.

«El agua hay que protegerla en todas las formas y como sea posible», precisó Santos desde Puerto Inírida (Guanía), donde se realizó el acto protocolario que le dio vida jurídica al decreto. Y añadió: «Preservando el agua es como vamos a controlar los efectos nocivos del cambio climático».

No obstante, el propio Gobierno reconoce que en esta zona hay un alto índice de minería ilegal que, de acuerdo con las autoridades locales, ha tomado fuerza por la falta de oportunidades.

Y es que, por ejemplo, en el caso urbano de Puerto Inírida un kilo de carne alcanza a costar 12.000 pesos, cuando el precio normal no supera los $ 8.000. Una cerveza puede costar $ 4.000. La razón es que la mayoría de productos llegan por vía aérea o fluvial, lo que hace que su transporte sea más caro e impacte sobre el consumidor final. Esto, a su vez, hace que la gente se vuelque hacia la minería.

Es por eso que Santos les ordenó ayer mismo a los ministros de Ambiente, Luz Elena Sarmiento, y de Minas, Amilkar Acosta, conformar una mesa conjunta de trabajo que permita buscar soluciones a la problemática que está creando la minería ilegal y que, de ser necesario, se consulte a otras carteras para diseñar otras a actividades que no golpeen el ambiente y garanticen la supervivencia de la gente.

«Les pido a los ministerios de Ambiente y de Minas que establezcan una mesa de trabajo y que para diciembre, pongamos desde ya un plazo, tengamos unas soluciones prácticas. No aceptamos esas grandes dragas y mucho menos el cianuro, que causa tantos estragos en la naturaleza», enfatizó el mandatario.

Precisamente, el alcalde de Puerto Inírida, Óscar del Basto, alertó sobre esta situación y la necesidad de plantear alternativas. «Esta minería que se ejerce no es criminal sino de subsistencia, que se ha incrementado por la falta de oportunidades», precisó. Y Óscar Rodríguez, gobernador de Guanía, dijo que «este es un departamento que no es violento y como región de paz debe ser premiado con inversión».

Con la trascendental decisión que concretó ayer el Gobierno de declarar zona Ramsar a la Estrella Fluvial del Inírida, el país ya cuenta con seis de este tipo. Las otras cinco son: el sistema Delta Estuario del Río Magdalena; la Laguna de la Cocha; el Delta del Río Baudó; los humedales Laguna del Otún; y el Sistema Lacustre de Chingaza.