8 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

9 de julio de 2014
9 de julio de 2014

paula arias
Imagen Semana

Arias hizo público el recorte presupuestal a que fue sometido  Colciencias por el Ministerio de Hacienda. Su declaración no le gustó al representante por excelencia de la oligarquía colombiana en el gobierno de Santos, el ministro de Hacienda, Mauricio Santamaría, quien desmintió sus afirmaciones. Es la suerte que corre en este país quien dice la verdad. Paula Arias es una profesional de las nuevas generaciones que sacrifica miserablemente el gobierno por el “pecado” de hablar claro.

Marco Aurelio Zuluaga

En la última columna de Política con pimienta explicamos los motivos que precipitaron la renuncia del caldense Marco Aurelio Zuluaga de la dirección General del Instituto de Bienestar Familiar. El hombre se despidió en verso.

Cuenta de cobro

Seguramente que el presidente Juan Manuel Santos le pasará cuenta de cobro a Caldas por la visible ventaja que le puso en este departamento Óscar Iván Zuluaga. No sería extraño que también le pidiera la renuncia al presidente de Findeter, Luis Fernando Arboleda, nacido en estas breñas montañosas, pese a que estuvo a su incondicional servicio durante la campaña en Caldas.  Debe ser terrible la presión sobre el presidente de los congresistas de otros departamentos que sí le votaron realmente como la costa caribe. En estas condiciones Caldas tendría envolatados proyectos tan importantes como la nueva carretera a Bogotá, Aerocafé, el plan vial, entre otras muchas iniciativas.

Está caminando por el filo de la navaja

Sin embargo, lo que debe hacer Santos es echarse al bolsillo esta región del Eje Cafetero y no castigarla por la votación que le puso. El jefe de Estado sabe que en esta zona hay un polvorín de una peligrosidad increíble. Existe  una masa campesina que le puede amargar la estada en la Casa de Nariño. Son los campesinos arruinados por las deudas bancarias que no tienen futuro pero sí una asombrosa capacidad de perturbación y que se toman las carreteras y paralizan la producción y el país. El presidente Santos está en la obligación de saber que está caminando por el filo de la navaja.

Guerra sucia

El senador antioqueño Mauricio Lizcano atribuyó a una guerra sucia en su contra una campaña de descrédito montada sobre sus ausencias en el congreso.  «Es una especie de guerra sucia que me quieren montar faltando dos días para la elección, peor eso tiene toda una explicación. Primero no soy de los más ausentistas, son excusas médicas firmadas por este doctor. Son 6 escusas durante los 4 años como congresista», dijo. Lizcanito tiene que reconocer que en la competencia por la presidencia del Senado tiene dos rivales de muchísimo peso. Se trata nada menos que de Armando Benedetti y José David  Name .  Se le abona que posee una capacidad desconcertante para ganar terreno en territorio hostil. Pero es un campo de batalla que plantea  estrategias maquiavélicas  y «fuchanas», donde triunfan los más duchos.