2 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La gran crónica de don Alfredo

13 de julio de 2014
13 de julio de 2014

En el 2000 –catorce años antes de su muerte— tuvo la excelente idea de publicar el libro de sus memorias, titulado “Gracias, vieja”, que no fue una dedicatoria a su señora madre o a su abuela sino a la redonda o a la pelota número 5 que lo hizo famoso en todo el orbe y lo convirtió en el jugador que más copas contribuyó a ganar para las vitrinas del encopetado Real Madrid.

En la dispendiosa tarea de compilar su vida en 420 páginas (enriquecidas con valiosos testimonios gráficos) secundaron a “La Saeta Rubia” los periodistas españoles Enrique Ortego y Alfredo Relaño, quienes acuñaron la obra con este gancho para las vitrinas de las librerías: “Las memorias del mayor mito del fútbol”.

De su paso por Los Millonarios, de Bogotá, club con el que fue cuatro veces campeón, contó que su mejor partido en Colombia fue en diciembre de 1950 contra Hungría, en la despedida de Adolfo Pedernera, su compatriota que lo trajo a Bogotá en 1949. De aquella memorable excursión gaucha también hicieron parte Rossi, Cozzi y Báez.

El rubio centro delantero, considerado el terror de los arqueros, recordó así su vinculación al fútbol del viejo continente: En marzo de 1952 se iba a producir un hecho que fue determinante en su carrera: se celebraban las bodas de oro del Real Madrid y Millonarios fue invitado. Di Stéfano ofrece los mejores destellos de su fútbol en las canchas españolas. La crítica especializada escribió que “era el Luis Miguel Dominguín del fútbol”. Don Santiago Bernabeu no duda: “hay que ficharlo”. Su problema es que el Barcelona tenía el mismo pensamiento e incluso hace la primera oferta, 200 mil dólares (diez millones de pesetas de la época), como reconoció un directivo de Millonarios, Enrique Holguín, en el viaje de regreso a Bogotá.

“El Real Madrid nos contrata porque habíamos jugado el año anterior contra ellos en la Pequeña Copa del Mundo de Caracas. Nos ganó 2-1,en un buen partido. Como nos ganaron, debieron de pensar: a estos los invitamos al cincuentenario y les ganamos también, pero la mala suerte de que los campeones del triangular fuimos nosotros, los de Millonarios. Los periodistas bogotanos nos apodaron el Ballet Azul, por la vistosidad de nuestro juego”.

Doña Helena Manrique, ferviente admiradora bogotana del mítico goleador argentino, nos proporcionó estas líneas: Nombre completo: Alfredo Stéfano DiStéfano Lauhlé. Nacido en Barracas, Buenos Aires, el 4 de julio de 1926. Fallecido en el hospital Gregorio Marañón, de Madrid, el 7 de julio de 2014.  Acababa de cumplir 88 años. Sin duda uno de los mejores jugadores del mundo. Gloria del club ibérico Real Madrid como Presidente Honorario, River Plate, Atlético Huracán de Argentina; y del inolvidable Ballet azul club bogotano, mejor conocido como Millonarios con 14 estrellas, 4 de ellas con Di Stéfano. No ha habido un delantero, medio campista, y defensa con su talento, habilidad y magia para deslumbrar en un campo de fútbol. En 1949 llegó a Colombia después de huir del régimen de Juan Domingo Perón, junto a una pléyade de estrellas argentinas entre 1949 y 1953, la famosa época de El Dorado: Alfredo Cuezzo, Adolfo Pedernera, Néstor Raúl Rossi y Julio Cozzi, entre otros. Nacionalizado español, este genio del balompié siempre será universal, aquí en Colombia, Argentina, España y ahora por siempre en la eternidad.

La apostilla: ¡El avión, malditos aviones. Di Stéfano les tenía pánico. Desde la primera vez que se montó en uno, tuvo problemas. En Colombia comenzó a aborrecerlos, hasta el punto de que fue una de las razones por las que decidió volver a Buenos Aires, antes de que llegaran las ofertas desde España!

( [email protected])

Columnas del autor

*Los dioses nunca jugaron fútbol…
*El loco de la colina iluminada…
*Aprenderlo todo sobre Pekerman…
*Un domingo como este…
*Rosario de promesas…
*El padre y el hijo
*El hundimiento de La Barca
*Propuestas para perpetuar el nombre de Calderón
*El libro póstumo de don Rafael Arango Villegas
*La traza del candidato
*La estrategia de Juan Carlos Osorio
*El último vuelo del Mayor Peñaloza
*El centenario de López Michelsen
*La astucia del Padre Fabo
*El humor del filósofo López de Mesa
*Un Pacho para Palacio
*¿El Papa va o no con ordinal?
*El hombre que vivía del aire
*Un premio para Calderón
*La tumba olvidada de Ñito
*Un sentido adiós al decano de la crítica taurina
*Las carambolas de Don Helí
*La televisión al derecho y al revés