17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Farc deben asumir sus crímenes y pedir perdón: Víctimas

13 de julio de 2014
13 de julio de 2014

 

En este foro, el segundo sobre víctimas en paralelo a las negociaciones de La Habana, participaron más de 400 personas provenientes de la región del Magdalena Medio, feudo guerrillero durante décadas y escenario de las más sangrientas masacres tras la incursión paramilitar en los años noventa.

En su clausura, la ONU presentó un informe general de las propuestas de las víctimas, que en septiembre llegará a Cuba para que los negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno las tengan en cuenta en una eventual firma de un acuerdo de paz.

“El Estado y la guerrilla deben reconocer su responsabilidad en el proceso de victimización y responder por sus acciones”, reza el el informe, que reparte reclamos a los dos actores que empezaron el largo conflicto armado hace 50 años en Colombia.

A “ambas partes”, las víctimas pidieron un reconocimiento de los “asesinatos ocasionados, desapariciones, desplazamientos y crímenes de lesa humanidad”, así como de las “violaciones del Derecho Internacional Humanitario (DIH)”.

Quienes han sufrido la violencia de las FARC, con una presencia minoritaria en el foro, centraron sus peticiones en el secuestro, pidieron a la guerrilla que “libere a todos” los cautivos y, en caso de que estén muertos, haga una “entrega digna de sus restos”.

También hubo una petición específica de los trabajadores del sector petrolero, la principal actividad económica de Barrancabermeja, quienes reclamaron que se señale la “responsabilidad” de las empresas “en la intensificación del conflicto armado”.

En su discurso, el coordinador de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild, lamentó que durante el encuentro no se haya abordado en profundidad cómo será la reconciliación una vez finalizado el conflicto, último objetivo de este proceso de paz histórico.

“Los conflictos se terminan cuando la mayoría se siente harta del conflicto y cree en la posibilidad de paz. Es urgente nutrir la esperanza en la paz, la fe en la posibilidad de la no repetición y la posibilidad de la reconciliación”, apuntó el jefe de la ONU.

Fuera del recinto donde se ha celebrado este evento, unas 200 víctimas de crímenes de Estado y paramilitares del Magdalena Medio organizaron un “foro complementario” en protesta por su exclusión del oficial y en el que acordaron solicitar a La Habana “el esclarecimiento de la verdad”.

“La verdad oficial arropa el hecho de que haya crímenes de Estado con la participación de militares y políticos”, dijo a Efe Sonia Nevado, portavoz de ese encuentro paralelo.

Por su parte, Hochschild se disculpó en la clausura “por cualquier tipo de problema relativo a la participación”.

Las propuestas expuestas en el foro oficial, junto a las del evento organizado en Villavicencio hace una semana y los que se harán próximamente en Barranquilla y Cali, serán enviadas a Cuba.

Las FARC y el Gobierno negocian en este momento en La Habana el punto relativo a como resarcir a las víctimas, cuarto en una agenda de seis, tras haber logrado preacuerdos en asuntos también delicados como tenencia de la tierra, participación política y cultivos ilícitos.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que mantiene diálogos exploratorios con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) desde enero de este año, ha dicho que esta guerrilla también tendrá que acogerse a los acuerdos en materia de víctimas alcanzados con las FARC en La Habana, donde negocian desde hace casi dos años.

Las dos partes prometieron en un comunicado que “no van a intercambiar impunidades” y se comprometieron a “esclarecer lo sucedido a lo largo del conflicto, incluyendo sus múltiples causas, orígenes y sus efectos”, resarcir a las víctimas “por los daños que sufrieron”, así como definir una “garantía de no repetición”.