5 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Once se toma un respiro financiero

27 de julio de 2014
27 de julio de 2014

 

Fueron dos años de negociaciones, de tiras y aflojes entre las partes para llegar a buen acuerdo. «Se ha salvado el Once Caldas, seguirá siendo una empresa y tiene futuro. Esto se le debe en gran parte a la DIAN y a Juan Ricardo Ortega», explicó Pablo Muñoz, promotor de Supersociedades.

Muchos temieron por la suerte del blanco blanco, campeón de América en el 2004. Ese equipo de buen flujo de caja de hace algunos años se sumió en una profunda crisis económica. La liquidación parecía inminente.

El Once llegó a esta difícil situación luego del movimiento irregular que realizó en 1999, cuando vendió los derechos deportivos de Edwin Congo al Real Madrid. Lo que se asomó como el boom del momento en el fútbol colombiano -Real pagó 5,5 millones de dólares por el jugador-, terminó en un tremendo dolor de cabeza. De esos que dan jaqueca.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) no pasó por alto el yerro administrativo, en cabeza del entonces presidente Jairo Quintero, y tomó cartas en el asunto. Demandó al equipo y luego de muchos rifirrafes, el pleito llegó al Consejo de Estado, que le dio la razón a la DIAN. Con intereses y multas, las pretensiones ascendieron a casi 15 mil millones de pesos. Eso, para cualquier empresa o equipo en Colombia, es hablar de palabras mayores.

El Club, que ya traía unos pasivos en saldo rojo, quedó casi que en la quiebra. Para completar, los directivos del 2011 se excedieron en las contrataciones y armaron una nómina a la que difícilmente le podían cumplir. El atraso en los salarios llevó a que la plantilla hiciera huelga y que Coldeportes le suspendiera por algunos días el reconocimiento deportivo. Ni el título logrado ese año alcanzó para sanear las deudas.

Al Once lo salvaba solo un milagro. O algún temerario que se atreviera a invertir en el equipo. Y la virgen llegó vestida de Kenworth de La Montaña, empresa que adquirió el paquete accionario del equipo a finales del 2012. Los nuevos dueños, antes que llegar a botar la casa por la ventaja, armaron –y lo siguen haciendo- equipos modestos. La prioridad es encontrar el equilibrio financiero.

En esa idea de volver a ser rentables, arrancaron conversaciones con la DIAN. Luego de casi dos años, por fin firmaron el acuerdo que les permite entrar en la Ley de Reestructuración. Esto, palabras más palabras menos, es conciliar con los acreedores –deudores- y pagarles a un plazo extendido.

Ahora se espera que así como la tranquilidad apareció en la parte administrativa, el equipo rinda en la cancha.

Así van a pagar

Del primer mes al mes 11: pagarán créditos laborales.

En el mes 12: pagarán el 5% del quirografarios o proveedores inferiores a  $15 millones.

Del año 2 al año 7: le pagarán a un tercero que aportó el dinero para pagar a los empleados actuales.

Del año 8 al año 25: le pagarán a la DIAN ($4.800 millones).

Del año 26 al año 30: pagarán a los proveedores de mayores cuantías ($1.800 millones).

LigaPostobon.com.co-Manizales