28 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El magistrado romo-sinuano

3 de julio de 2014
3 de julio de 2014

cabezon calderonLas denuncias de Pinilla

Lo anterior cae como anillo al dedo ante las afirmaciones hechas por el jurista Nilson Pinilla, quien desmenuza los intereses que se juegan y mueven alrededor de la justicia y le demuestra a sus compañeros de la alta Corte que la sal también se corrompe y de qué manera.

La Fiesta en corraleja

Como en la feria sincelejana de las corralejas de enero, el magistrado romo-sinuano embistió  buscando ser dueño del control suficiente para acceder a tener Contralor General de la República, de bolsillo, y ser a la vez Registrador Nacional del Estado Civil.

La corraleja de la que salió postulado el vallenato Edgardo Maya Villazón para la Contraloría no puede explicarse por cuanto no se reconoció  candidato distinto al postulado. Las dos lista elaboradas no dejan de ser decorativas porque la corraleja embistió el romo-sinuano para imponer un solo candidato que no fuera sometido a proceso alguno de selección.

De la misma manera, el personaje de marras (Pretelt) quiere ser Registrador Nacional.

Por lo visto

Tiene más prestigio el politizado Consejo de la Judicatura que la propia Corte Constitucional. Cuando Pretelt quiere ser Registrador y magistrado-elector al propio tiempo; es decir, la puerta giratoria no le es suficiente. O sea: necesita, como Napoleón Bonaparte, coronarse a sí  mismo como magistrado y registrador desde la alta Corte, sin recordar que es magistrado y que la designación de Registrador  no es como la selección de candidato a Contralor sino un concurso público de méritos  y los merecimientos que se le conocen a Pretelt son la cuantificación burocrática de las cuotas políticas que como cualquier ocupante del costdo sur de la plaza de Bolívar tiene cuotas en la Procuraduría y en la rama judicial. Falta saberse la mermelada que recibió cuandose dio  el fallo de la mega-pensiones al que se refirió el ex magistrado Carlos Villalba Bustillo.