5 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ejército abatió a cabecilla del frente 32 de las Farc alias “Camilo Jaramillo”

12 de julio de 2014
12 de julio de 2014

 

El comandante del Ejército, general Jaime Lasprilla señaló que el terrorista dado de baja había participado en innmumerables atentados a la infraestructura de la región y fue uno de los responsables del derramamiento de más de 5 mil barriles de crudo que transportaban 24 carro-tanques, hecho que provocó una grave emergencia ambiental que todavía no ha podido ser controlada.

El general Lasprilla consideró la baja de alias “Camilo Jaramillo”, como uno de los golpes más contundentes asestados en las últimas horas a las Farc.

Dijo que este sujeto era requerido por los delitos de rebelión, concierto para delinquir con fines terroristas, porte y tráfico de armas de fuego y material de guerra, entre otros delitos, de acuerdo a video grabado por el frente 32 de las Farc, donde se atribuye los últimos atentados realizados a la infraestructura petrolera en el departamento del Putumayo.

En los combates registrados en la vereda San Isidro del municipio de Puerto Caicedo, Putumayo, también se dio muerte a otro terrorista, aún sin identificar; así mismo, se logró la incautación de un fusil M-16 con mira telescópica, un fusil Galil calibre 5.56, ocho proveedores, ocho granadas de 40 mm, cuatro granadas de mano, munición de diferentes calibres, ocho tarros de pólvora negra, 52 estopines eléctricos, 50 metros de cordón detonante, 100 metros de cable dúplex, 2.5 kilógramos de pentolita, un equipo pequeño de cirugías, medicinas varias y material de intendencia, entre otros.

El general Lasprilla destacó que durante los 10 primeros días de julio, en los diferentes departamentos del país se lograran importantes resultados en contra de las organizaciones terroristas, estructuras del narcotráfico y redes de la delincuencia organizada.

En este lapso, citó, quedaron fuera de combate 85 terroristas, integrantes tanto de las Farc, como del ELN y 26 de las bandas criminales (bacrim).

Además, señaló que en operaciones adelantadas en contra de grupos de delincuencia común fueron capturados 138 elementos y adicionalmente, otras siete personas fueron capturadas por hechos relacionados con el narcotráfico.
El comandante del Ejército reportó que en la última semana las tropas frustraron 82 acciones terroristas, se incautaron 203 minas pertenecientes a las organizaciones terroristas, se decomisaron 15.242 proyectiles, además de 29 caletas donde las diferentes estructuras guardaban todo tipo de elementos bélicos, intendencia y comunicaciones.

Igualmente se produjeron 33 entregas voluntarias y desvinculaciones de las Farc, ELN y Bacrim; 206 integrantes de grupos ilegales fueron capturados; se dieron de baja 6 terroristas, se frustraron 82 acciones terroristas y se neutralizaron 203 artefactos explosivos.

De otra parte, Unidades de la Brigada Móvil No.19, en zona rural del municipio de Policarpa, Nariño, en desarrollo de operaciones militares dieron muerte en combate a dos sujetos, entre los que se encuentra alias Franklin, cabecilla de comisión y alias El indio, pertenecientes al frente 29 de las Farc. En la acción también fueron capturados tres sujetos, dos de ellos resultaron heridos en el combate y se les prestó los primeros auxilios.

Así mismo, la incautación de abundante material de guerra entre los cuales se encuentran una ametralladora, nueve fusiles, una escopeta, una pistola, un revólver, un balón bomba con sistema de activación tipo chancleta de gran poder destructivo, 9.000 proyectiles de diferentes calibres, 28 granadas, 15 metros de cordón detonante, 70 metros de cable dúplex, ocho detonadores ineléctricos, 45 proveedores para fusil, diez equipos de campaña, camuflados de uso privativo de las fuerzas, una brújula, un GPS, tres radios base VHS y dos radios scanner.

En otra acción, el Ejército capturó en flagrancia a Eliseo Salazar Vargas, presunto integrante de la red de apoyo al terrorismo de la compañía 29 de mayo de las Farc, en zona rural del municipio Tibú, Norte de Santander, a quien se le halló en su poder 298.2 kilos de clorhidrato de cocaína de alta pureza, valorizada en Colombia en 1.192.000.000 y en Estados Unidos en 13.419.000.000.