6 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

De feria en feria para aprender de ciencia

17 de julio de 2014
17 de julio de 2014

El proyecto pedagógico surgió de las experiencias docentes de Jorge Mauricio Durán, estudiante de la Maestría en Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales, quien ha encontrado que los estudiantes de física en el colegio se mostraban desmotivados por el método formulista que usan algunos docentes para explicarles esta ciencia.

“El inconveniente es el formulismo con el que se enseña física, ya que se ha reducido a las matemáticas, sin llegar a la construcción del contexto real”, indica Durán.

El profesor desarrolló en su tesis los conceptos más importantes de las leyes de la física, específicamente la mecánica de fluidos, para luego explicarlos a partir de montajes.

“Los maestros de ciencias naturales tratamos de hacer ferias de la ciencia como actividad pedagógica, pero generalmente estas se reducen a un evento. Yo propongo que sean permanentes en el aula”, replica el profesor.

Es así como los estudiantes podrán desarrollar proyectos, practicar fórmulas matemáticas y aprender los conceptos de una manera más comprensible y didáctica.

Así se creó una mano hidráulica, para la cual utilizaron materiales de fácil acceso como mangueras de laboratorio, jeringas de diferentes tamaños, cartón y agua.

“Con una sola jeringa se maneja el movimiento de los dedos, los cuales también son jeringas, pero de distinto tamaño”, explica Durán.

Son experimentos con los cuales se espera que el estudiante no solo aprenda el principio de Pascal, sino que lo ponga en práctica.

“La presión aplicada se transmitirá en mayor o menor medida, dependiendo del tamaño del primero y el último extremo, logrando el movimiento de los dedos”, argumenta.

Eficacia del método

El profesor evaluó su trabajo con estudiantes de grado décimo de la Institución Agrícola Jorge Villamil Ortega, ubicada en una vereda del Huila. Allí, además, han creado elevadores hidráulicos, submarinos, frenos, direcciones, motores básicos y sistemas eléctricos a pequeña escala.

“En este tipo de escuelas, los muchachos son mucho más receptivos y manuales, entonces aproveché esa habilidad”, dijo el docente, quien destacó que los estudiantes de los cascos urbanos son más académicos.

La tesis formuló una estrategia para construir montajes didácticos y aprender su funcionamiento.

Para comprobar su eficacia, el investigador dividió el salón en dos grupos: un grupo control (clase tradicional) y un grupo experimental, en el que implementó la estrategia. El grupo experimental, además de recibir las clases magistrales, realizó proyectos de aula, en los cuales los alumnos diseñaron, construyeron y presentaron conceptualmente el funcionamiento de sus prototipos.

Luego se realizó un análisis cuantitativo a las explicaciones dadas por el grupo control y el experimental, obteniendo mayores avances en las justificaciones conceptuales del segundo conjunto.

El profesor viene desarrollando e implementando estas actividades desde hace seis años en sus clases, pero el trabajo riguroso fue desarrollado con 20 estudiantes durante el último año.

“La idea es que la propuesta se plantee en otras asignaturas. La iniciativa es tan importante que la aplico en planes de nivelación. Lo más importante es que los estudiantes tengan claro el concepto. Así, mientras nivela, desarrolla otras habilidades”, concluye.

(Por:Fin/MLIA/MLA/AC)
Agencia de Noticias U. Nacional