1 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Corte Constitucional falló a favor de profesionales en Desarrollo Familiar

31 de julio de 2014
31 de julio de 2014

La demanda se presentó el pasado 20 de noviembre del 2013 en contra de los artículos 73, 79 y 84 de la Ley 1098 de 2006, por la cual se expide el Código de la Infancia y la Adolescencia, debido a la exclusión laboral de los profesionales en desarrollo familiar, pues su perfil no es considerado para ciertos cargos que solo contemplan a los trabajadores sociales.

Al respecto, la Corte Constitucional expresó en el comunicado del fallo, fechado del 16 de julio del 2014: “El perfil profesional del desarrollista familiar tiene una relación directa, clara e inequívoca con las funciones a desempeñar en los comités de adopción del ICBF y los equipos interdisciplinarios de las defensorías y comisarías de familia. Por ello, al igual que los profesionales en trabajo social, pueden ejercer sus labores en estas instancias del sistema nacional de bienestar familiar”.

Resultados de una gestión

“Era increíble que una norma impidiera que nos desempeñáramos en estos escenarios naturales para nuestra profesión, pues es el campo de familia el sentido de nuestra formación”, explicó María Carmenza Quintero Cardona, Presidenta de Acoprodef, quien en compañía del entonces rector de la U. de Caldas, Ricardo Gómez Giraldo, fueron los autores de la demanda.

María Carmenza Quintero Cardona, Presidenta de Acoprodef, agregó que el profesional en desarrollo familiar -como su nombre lo indica- está enfocado “al trabajo es con las familias, con el fin de lograr la transformación social” y que “las familias acuden a estas instancias para solucionar sus conflictos entre pareja, entre hijos y padres y otras situaciones cotidianas”, en lo cual el papel de estos profesionales es vital.

Unidos por la defensa de la profesión

Quintero Cardona, quien fue una de las gestoras de esta defensa de los profesionales en Desarrollo Familiar, expresó que las gestiones nacionales comenzaron en el 2006 y se contó con el apoyo de varios congresistas caldenses, al igual que con asesoría de la Clínica Jurídica de Interés Público y el Consultorio Jurídico Daniel Restrepo Escobar de la U. de Caldas.

Cabe anotar que a mediados del 2013, el borrador de lineamientos del ICBF para regular las profesiones que se podían contratar en cargos para atención a familias también excluía al personal de Desarrollo Familiar. Sin embargo, gracias a gestiones de Acoprodef y el exrepresentante a la Cámara, Carlos Uriel Naranjo Vélez, luego de reunirse con la Directora del ICBF, se incluyó la posibilidad de contratar profesionales en Desarrollo Familiar.

Buena noticia para los egresados

Por su parte, María Clemencia Quintero Castañeda, Directora del Programa de Desarrollo Familiar de la U. de Caldas, relató que egresados de este pregrado que querían ejercer desde en áreas como la de protección y la de adopción vivieron grandes obstáculos para laborar.

“Cuando surge la Ley de Infancia y Adolescencia, nos inquietamos por buscar mecanismos para que una profesión como la nuestra cuyo sujeto de estudio es la familia pudiera precisamente aportarles a las familias, que son el eje de desarrollo. Muchos profesionales se veían limitados, pero ahora con este logro hemos recibido reportes de varios lugares del país de egresados satisfechos con el fallo”, agregó Quintero Castañeda.

La directora del programa dijo además, que varios estudiantes que realizaban sus prácticas académicas en alcaldías y comisarías no podían lograr su vinculación laboral al graduarse, debido a las limitantes de la norma. “Nuestro papel en temas como medidas de adopción, restablecimiento de derechos, valoración familiar y acompañamiento a las familias, entre otros temas, es fundamental y reconocido”, puntualizó la directora.

Datos

– En Colombia existen dos programas de desarrollo familiar: uno en la Fundación Universitaria Luis Amigó (Funlam) y otro en la Universidad de Caldas.

– El programa de Desarrollo Familiar de la U. de Caldas tiene ya 30 años de existencia y cerca de 12 años desde su acreditación de alta calidad.

– Los egresados de Desarrollo Familiar de la U. de Caldas son cerca de 900, mientras que los de Funlam son unos 300.