11 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Clinton reiteró en Cartagena su respaldo a los diálogos de paz de La Habana

1 de julio de 2014
1 de julio de 2014

Clinton, quien en la mañana de este lunes recorrió los proyectos de agricultura familiar que su fundación apoya en la vereda de Bajo del Tigre, a 30 minutos de Cartagena, enfatizó que el fin de la confrontación armada traerá beneficios para toda la región.

«Si se completa el proceso de paz la economía va a crecer más y la gente va a estar mejor», precisó el exmandatario estadounidense, quien enfatizó que «la cooperación genera prosperidad económica, el conflicto trae pobreza».

El expresidente también aprovechó para insistir en que es necesario fortalecer la economía campesina, ya que las familias que trabajan el agro son las que producen alimentos y estos no pueden escasear en el mundo.

«Los granjeros del mundo no están ganando lo suficiente para seguir produciendo alimentos», alertó Clinton, quien le dijo a Colombia que «tiene que cuidar a la gente que vive en áreas rurales».

Los campesinos de Bajo del Tigre le mostraron a Clinton, quien está en Cartagena desde la tarde del domingo, los productos que cultivan, como sandías, melones y papaya, entre otros, los cuales se desarrollan gracias a la capacitación que presta la fundación del exmandatario.

Este proyecto también lo repalda el filántropo canadiense Frank Giustra, quien estuvo junto con Clinton recorriendo los cultivos del proyecto. «Este modelo puede ser duplicado en todo el mundo, de la forma en que los estamos haciendo aquí», aseguró.
El Gobierno Nacional también está pendiente del proyecto, ya que tiene interés en apoyarlo y reproducirlo en otros municipios de la Costa Caribe. Aníbal Fernández de Soto, viceministro de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, afirmó que ese proceso ya está en marcha.

«El Ministerio (de Agricultura) apoyará la incitativa para llegarles a 500 campesinos más en 15 municipios del departamento», contó Fernández de Soto.

Al cierre del recorrido, los niños de la vereda le dieron en inglés las gracias a Clinton por su apoyo y su visita, y le regalaron plantas sembradas por ellos mismos. El expresidente estadounidense se fue, según él mismo lo dijo, contento y agradecido.