30 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Biógrafo de García Márquez lanza su primera novela

15 de julio de 2014

 

Saldívar define su obra como “una novela extraña” porque comenzó a escribirla hace más de treinta años y ha tenido vaivenes diversos sin que las historias pudiesen alejarse de su vida.

Explicó que “empezó siendo un libro de cuentos con personajes, con unidad espacial, en definitiva, contaba con los elementos necesarios para que se publicase bajo el epígrafe Cuentos o relatos de regreso. Llegó el proyecto de la biografía y aquello inundó mi vida como para alejar otros trabajos literarios, Todo lo que tenía en marcha quedó postergado”.

Lentas digestiones literarias

Saldívar se considera un escritor de digestiones literarias lentas. Desde hace años trabaja en varias novelas al mismo tiempo como “La subasta del fuego”, en la que aborda los años de destierro, soledad y abandono que padeció Manuela Sáenz, la amante de Simón Bolívar, en el puerto de Paita. “Éstas operan sobre tí una colonización, una posesión total. Y yo, casi sin darme cuenta, soy un escritor que se va diluyendo en las lecturas y en la vida”.

Las respuestas de Kirk Douglas

Así contestó, a los 84 años, Kirk Douglas el cuestionario que conforma la excelente sección de la revista Esquire, titulada “Lo que sé”:  

— “Mis hijos no tuvieron las ventajas que tuve yo en mi infancia: cuando uno viene de la pobreza más abyecta, no hay otra dirección adonde ir que no sea hacia arriba”.

— “Sé que el amor es más hondo a medida que uno se hace más viejo.

Sé que todo el mundo tiene ego”.

— “Sé que, por más que a los judíos nos enseñen a leer en hebreo, no entendemos un carajo de lo que estamos leyendo. Cuanto más estudio la Torá menos religioso me vuelvo, y más espiritual quizá. En el último Yom Kippur opté por la traducción al inglés y descubrí que Dios   no necesita que le cantemos alabanzas sino que   seamos mejores como personas”.

Darles soga a los hijos

Según el veterano actor, ”sé que cada hijo es diferente y que hay que darles soga, siempre: no aconsejarlos mucho y   dejarlos cometer sus propios errores. Es como el pase inglés: uno tira los dados y espera a ver qué pasa”.

Sé que, el que no quiere y no valora  a sus padres, es un ser muy infeliz, y lo será toda su vida pobrecillo de él; no quisiera estar en su lugar. Cómo explicará a sus hijos que no quiere a sus padres. Ellos devolverán de la misma manera. Para pensar, no”?

Douglas no quería hacer cine

Sé que, a veces, lo que te compromete te libera. Yo no quería ser actor de cine. Mi vida era el teatro y la primera vez que me llamaron de Hollywood rechacé el ofrecimiento. Pero entonces nació Michael y hacía falta más dinero, y me vine para acá.

Sé que todo buen aprendizaje termina sólo cuando estás bien muerto.

Sé que los musulmanes siguen a Mahoma; los cristianos a Jesús, y los judíos, a Moisés, pero es el mismo Dios, en mi opinión.

Sé que hacer películas es una forma un poco cara de narcisismo.

Sé que por algo es que la política se ha vuelto una mala palabra.

Tolón Tilín

Remate del famoso actor: “Sé que la única gente que puede destruir Israel son los judíos, porque su obstinación alimenta la división. Como decía aquel chiste en que se encuentran el presidente de los Estados Unidos y el de Israel y éste le dice: ‘Sé que ha de ser difícil ser presidente de 250 millones de personas, pero ¿sabe lo que es ser presidente de cinco millones de presidentes”?’