8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un domingo como este

15 de junio de 2014
15 de junio de 2014

Los primeros resultados parciales de los comicios, recibidos por los medios artesanales de entonces desde las distintas provincias, mostraban a la cabeza de los guarismos al ex dictador Rojas y empezaban a generar enorme preocupación en el Palacio de San Carlos, desde donde seguían el desarrollo  del proceso el presidente Carlos Lleras Restrepo y el ministro de Gobierno, Carlos Augusto Noriega. Entre tanto, en un ámbito de gran tensión, el ‘anapismo’ se precipitaba a convocar a sus adeptos a salir a las calles a celebrar y a defender la victoria a cualquier precio.

El régimen dispuso que la Registraduría Nacional del Estado Civil suspendiera, sin ninguna explicación, el suministro de datos y que la radio comercial, siempre controlada por el Ministerio de Comunicaciones, interrumpiera la transmisión electoral iniciada a las 6 de la mañana y volviera a la llamada “programación ordinaria”. Las sumisas emisoras del país se dedicaron a moler música popular, sin decir ni pío alrededor de la jornada electoral que tenía un cierre tan sospechosamente lánguido.

Aquel lejano domingo de hace 44 años –antes de que se silenciara a los medios— en Manizales el delegado departamental de la Registraduría, don Pedro Nel García, ¡alma bendita!, nos llevó a un rincón de su despacho, en el tercer piso de la Gobernación de Caldas, y nos comentó en tono confidencial que la tarea iba a concluir más temprano de lo previsto porque el alto gobierno se aprestaba a parar el suministro de resultados y a suspender, por ende, las transmisiones radiales en todo el territorio nacional.

Ante nuestra incredulidad, don Pedro fue más preciso: “Usted y su técnico pueden ir apagando y desmontando sus equipos y marcharse para su emisora (Radio Manizales) o para sus casas… Yo sé por qué se lo digo”.  Y así fue. Mientras el operador procedía a recoger la consola, los micrófonos, los audífonos y los cables, nosotros llamábamos  por teléfono a Bogotá a darle aviso urgente de la novedad a don Alberto Giraldo, uno de los directores de noticias de Todelar, quien se quedó estupefacto al conocer la decisión que se disponía a tomar el gobierno.

Al amanecer del lunes 20 de abril, se reactivó la entrega de resultados parciales, en los que Rojas ya no era primero y Pastrana picaba en punta,  aunque con una ventaja muy modesta, situación que desencadenó una oleada de runrunes sobre manipulación de la votación y fraude en beneficio de quien sería el cuarto y último presidente frentenacionalista.

Frente a la creciente tensión ciudadana, el severo presidente Lleras tomó el toro por los cuernos. Apareció en televisión, reloj en mano, para anunciar la implantación del toque de queda. Notificó que todo colombiano que fuera sorprendido en la calle, una hora después de su intervención, lo haría por su cuenta y riesgo. Esta fue la más histórica de las emisiones presidenciales de su famoso espacio “Amigas y amigos”, por Inravisión.

Vinieron después la mediación del Episcopado para que el general Rojas, vecino de la sede de la Asamblea, reconociera el triunfo de Pastrana; la decisión del ex dictador de no impugnar las elecciones, y el nacimiento del M-19, el movimiento guerrillero fundado por el samario Jaime Bateman Cayón que en veinte años le causó grandes dolores de cabeza a los gobiernos de Pastrana, López, Turbay, Belisario y Barco.

Don Google resume así los críticos episodios abrileños: Las elecciones resultaron bastante reñidas y el resultado oficial fue de 1.625.025 votos por Pastrana y 1.561.468 votos por Rojas. En consecuencia, la Corte Electoral proclamó a Pastrana como presidente para el periodo 1970-1974, aunque las denuncias por fraude no se hicieron esperar ante la interrupción del escrutinio total que se postergó hasta el día siguiente el conteo final, cuando la victoria que para Gustavo Rojas Pinilla parecía segura, pasó a ser de Misael Pastrana.

La apostilla: En Boyacá, la tierra de Rojas, sus paisanos dijeron que el General se acostó como ganador de las elecciones presidenciales del domingo 19 de abril, y se levantó como perdedor de las mismas en la mañana del lunes 20 de abril.

( [email protected])

Columnas del autor

*Rosario de promesas…
*El padre y el hijo
*El hundimiento de La Barca
*Propuestas para perpetuar el nombre de Calderón
*El libro póstumo de don Rafael Arango Villegas
*La traza del candidato
*La estrategia de Juan Carlos Osorio
*El último vuelo del Mayor Peñaloza
*El centenario de López Michelsen
*La astucia del Padre Fabo
*El humor del filósofo López de Mesa
*Un Pacho para Palacio
*¿El Papa va o no con ordinal?
*El hombre que vivía del aire
*Un premio para Calderón
*La tumba olvidada de Ñito
*Un sentido adiós al decano de la crítica taurina
*Las carambolas de Don Helí
*La televisión al derecho y al revés