20 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Paz: que el pueblo decida

9 de junio de 2014

ferney pazEn esta fase de campaña, indispensable comenzar por reconocer la gravedad que tiene la violencia de toda índole en nuestro medio, incluyendo el conflicto armado, que viene azotando el territorio nacional desde hace cinco décadas, no reconocerlo significa que no hay una voluntad política, ni propósito alguno de buscar mecanismos que conduzcan a la paz y la reconciliación.

En el país más violento de Latinoamérica no existe bandera más popular que la paz, consigna que acompaña el espectro político desde la derecha moderada, hasta la extrema izquierda. Ningún político resultaría creíble si no la promoviera.

Le corresponderá al elector analizar serenamente el efecto político de su voto, por cuanto las dos tendencias que buscan dirigir al Estado por los próximos cuatro años, plantean tesis opuestas respecto a la concepción del tema de la paz. La del centro democrático con una posición dogmatica de rechazar agendas de entendimiento, con una mayor inclinación a la confrontación militar, con una visión diferente respecto a las causas que generan el conflicto, calificándolo de amenazas terroristas, (con los terroristas no se dialoga, así lo impone el derecho internacional), la reeleccionista con una propuesta que conduzca al fin del conflicto, como antesala a la anhelada paz, la cual tendrá que estar soportada con reformas económicas y sociales, que durante tantos años se han prometido y evitado.

No puede desconocerse que el país ha llegado a una situación en la que resulta inevitable que tanto gobierno entrante, lo que queda de los partidos tradicionales, nuevas fuerzas que irrumpen en el panorama nacional, se decidan a emprender las reformas que demanda la estructura estatal, tales como las de salud, educación, agraria, electoral, política (eliminación de la figura constitucional de la reelección que tanto daño le ha hecho a la poca democracia colombiana), de justicia, rama del poder público que se encuentra en cuidados intensivos y que constituye factor importante para la búsqueda de la paz social, en la que coinciden ambos candidatos, pero no se nos indica como la proyectan, como atacar la congestión y el atraso judicial, como recuperar la seguridad jurídica, sistema para acceder a las Cortes, la burocratización, la politización, como acercarla al ciudadano común y corriente, para que no tenga que esperar siete u ocho años para una decisión judicial, en otros términos, hacerla más eficaz, pronta, oportuna y cumplida.

Por su parte, los grupos guerrilleros tendrán que liquidar sus viejas ilusiones doctrinales, así como controlar sus propios extremos frente a un Estado que deberá fortalecerse, permitiendo ampliar la débil democracia que lo sostiene, consultando al pueblo como constituyente primario, incrementando su capacidad de intervención, de control, sus derechos, reviviendo las juntas de acción comunal, veredales y municipales, como único remedio para los múltiples males que padece la Nación.

Que la jornada electoral del próximo 15 de junio, sea el inicio de la unidad nacional, aceptando los resultados con altura política, sin acudir a la polarización, resentimientos partidistas, permitiendo la pluralidad y posiciones diversas, y que solamente se imponga el triunfo del querer ciudadano consignado en las urnas encaminado a obtener la paz por encima de cualquier otra consideración.

En lo personal, a pesar de no compartir la figura de la reelección y de discrepar de algunas políticas del gobierno, las que he considerado erradas, como la frustrada reforma a la justicia, la tributaria, que gravó considerablemente a la clase media, el mal manejo del tema educativo y agrario, el cuestionado  uso de los cupos indicativos, con reticencia depositaré el voto como un anhelo de PAZ, conservando la esperanza que en este segundo mandato, en el evento de darse, se corrijan los errores administrativos del pasado y se practique una política de inclusión social, si se desea obtener el reconocimiento ciudadano.

La sociedad sana del país espera confiada, que de tanta sangre derramada, de tanto sacrificio inútil, resulte al fin la clara voluntad de luchar por una sociedad justa, igualitaria y democrática.  

ADENDA: Resulta interesante tener presente el siguiente dato: el gobierno nacional requiere de 21 billones de pesos para recuperar las cuencas de nuestro ríos totalmente abandonados, mientras para el sostenimiento de la guerra y el conflicto interno se destinan del presupuesto nacional 24 billones de pesos, la pregunta a formular sería: ¿tendrá justificación continuar con este desangre y deterioro social, mientras nuestros recursos naturales desaparecen día a día?.

En la guerra solo algunos ganan, con unos exorbitantes presupuestos que corresponden a lo tributado por el pueblo, con un difícil e imposible control fiscal.

ADENDA DOS: Preguntas para la señora Contralora General de la República ¿Podríamos conocer como van las liquidaciones del extinguido ISS y el tan cuestionado Departamento Administrativo de Seguridad “DAS”?. ¿Cuándo vencen los términos otorgados para las liquidaciones y si se continua con una frondosa burocracia catalogada como el ocio  remunerado oficial?.

Bogotá DC, Junio 10 de 2014.

Columnas del autor

*¿Justicia Ideologizada?
*El narcotráfico. Fin de un flagelo?
*Avatares de una reelección
*Restauración moral sí. Restauración ética sí.
*Preguntas para los candidatos presidenciales.
*Rescatar la seguridad jurídica
*El derrumbe de la Licorera de Caldas. ¿Quénes responden?
*Un país que ha llegado al estado de anomia
*El 9 de abril: fecha imposible de olvidar
*La mala hora de Buenaventura
*La institucionalidad frente al caso Petro
*La ética en la política: la gran derrotada
*Renovación o la misma harina en diferente costal
*El manoseo de la Constitución Política
*Nubarrones para la pensión de jubilación…
*La inseguridad ciudadana
*El período y forma de elección de los magistrados
*El abstencionismo
*Las trampas electorales.
*El transfuguismo o estafa política
*Justicia: ¿La tenemos?
*Que no se repita la historia
*El tape, tape, tape
*Una confusa exposición de motivos
*La convención liberal frente a la justicia
*Estado, violencia y polarización
*Reforma judicial sí, pero estructural
*¿Quién le pone el cascabel al gato?
*Las listas cerradas VS listas con voto preferente
*Los costos electorales, exorbitantes y ostentosos
*La reelección
*Régimen disciplinario de los partidos
*Indiferencia electoral o ausencia de cultura política
*El control fiscal. Reforma al sistema de postulación
**El referendo. Ventajas y desventajas
*Natalicio del ex presidente López Michelsen. Homenaje liberal
*Adhesiones que incomodan.
*Equilibrio salarial o bonificación preelectoral
*La protesta social.
*Caldas y su elección atípica
*Venimos del ayer y vamos recorriendo un camino
*
La justicia como ideal o la justicia del miedo.
*Como eran amigos de Rolando…
*Hermandad sí, pero sin amenazas
*
Eficiencia judicial vs turismo internacional.
*Inicio de la campaña presidencial
*
Política de consenso y de convivencia para Caldas.
*Sevilla: la del Valle
*La cooptación restringida.
*
El voto y un catálogo de necesidades sociales.
*La igualdad ante la ley. La detención intramural

*Aspirantes a granel. Y los programas?

*9 de abril: magnicidio de Gaitán.
*Las paradojas de la actividad financiera.
*Marcha por la paz y la debida justicia
*Relación periodismo-justicia.
*Colpensiones: una ofensa a la seguridad social
*
Blindar el voto
*Aerocafé: con la cruz a cuestas
*La edad de retiro forzoso en la rama judicial
*Esfuerzo presupuestal del Estado VS eficiencia judicial
*La circunscripción nacional para Senado en Colombia
*
La mal llamada reforma tributaria.
*En la búsqueda de un año promisorio.
*
Reflexiones de fin de año.
*Los cacos de «Interbolsa»

*El desplome de Interbolsa.
*¿Qué hacer para que los fallos judiciales se profieran a tiempo?
*
Recuperar la confianza pública
*Por un Caldas diferente
*Una causa justa
*El adiós a un gran señor
*Estado de Derecho o Estado Rodín
*La verdadera labor del político
*Preguntas que requieren respuestas
*Política social e intercambio humanitario
*¿Cuál democracia?
*Solo la verdad en la búsqueda de la paz
*Por el decoro y dignidad profesional del abogado
*La crisis del Estado e indiferencia ciudadana
*Se agitan tesis de revocatoria
*Reforma a la justicia: un compromiso institucional
*Santos y de la Calle, los ases para la paz
*La libre expresión y la paz como política de Estado
*A propósito de un fallo judicial