17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Las alianzas del Polo Democrático por la paz y la vida

14 de junio de 2014

Esta gran alianza que se ha constituido, con el apoyo de Clara López y el Polo Democrático, por amplios sectores políticos, sociales, empresariales, agrarios, económicos, gremiales,  étnicos, ambientales, sindicales, y en general de todo tipo de organizaciones, así como también por  líderes,  columnistas,  intelectuales, docentes, académicos y en general de las personalidades más destacadas de la nación colombiana, de todos las ideologías y de las más variadas y plurales visiones , ha permitido conformar un gran frente para defender decididamente la Paz en Colombia, y especialmente para respaldar la democracia, los derechos fundamentales y el respeto de la vida, seriamente amenazadas por la propuesta guerrerista y de imposición del Centro Democrático y su cultura del “todo vale”.  

Este mensaje de la Candidata Clara López, es coincidente con el  respaldo de intelectuales tan diáfanos y preclaros como los ex candidatos presidenciales Antanas Mockus y Carlos Gaviria Díaz, y es una señal para que todos los sectores democráticos y de la izquierda colombiana, que creemos que la consecución de la Paz en Colombia es el primer paso para alcanzar en el mediano plazo, una sociedad más equitativa y justa que permita mejorar sustancialmente los niveles de vida de amplios  sectores de la población que tienen condiciones  de vida infrahumanas; es además una muestra de capacidad, inteligencia y grandeza de la candidata por encima de posturas “radicales, egoístas, caudillistas, excluyentes y anquilosadas” que persisten en el POLO DEMOCRÁTICO y que no permiten el fortalecimiento de esa organización política para hacerla más solida y pluralista. Es también la demostración de su compromiso, responsabilidad y transparencia  con el supremo interés por la Paz y una nueva sociedad, que le debe permitir a la candidata en el inmediato futuro, convertirse en la figura principal y  líder de los demócratas que creemos que otra Colombia es posible; estos dotes de gobernante y estadista de la Dra. Clara López ya habían sido conocidos  suficientemente por el País en el corto periodo en el que fue exaltada como Alcaldesa  de Bogotá (e).

Recientemente en columna de Eje 21, se reseñan las contradicciones del Senador Jorge Enrique Robledo frente al voto en blanco que predica en la actual coyuntura para escoger el Presidente de la Republica, cuando hace escasos días se oponía radicalmente a éste, época en que    se definía la composición del Congreso de la Republica y el Dr. Robledo era precisamente candidato a esa corporación;  también se reseñan  en Eje 21, aspectos sobre  las extrañas coincidencias que tiene con el Ex Presidente Álvaro Uribe Vélez, motivo que explica la radical oposición que ha tenido el senador con el proyecto que representa Juan Manuel Santos, ignorando deliberadamente en esta campaña presidencial referirse a los horrores e ilegalidades cometidas en los 8 años de gobierno de Uribe Vélez, y al proyecto guerrerista que representa el candidato Oscar Iván Zuluaga y sus posibles intenciones de imponer un sistema de gobierno, que bien podría ser un sistema Parlamentario, encabezado por el propio Ex presidente.

El mensaje de Clara López propugna por  una nueva organización en la izquierda colombiana que rompa definitivamente la dictadura establecida por el Senador Jorge Enrique Robledo y su secta política, el Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario MOIR; se debe recordar que el Polo Democrático alcanzó hace 8 años una importante votación con el Dr. Carlos Gaviria Díaz, como candidato a la Presidencia de la Republica, así como  una significativa representación en el Congreso de la Republica con  cerca de 20 de sus representantes. En contraste,  los logros alcanzados en el pasado debate de marzo de 2014 para elegir congresistas, refleja la grave crisis de esa organización política, actualmente controlada casi totalmente por el MOIR, que ha minimizado y “expulsado” a sus más  importantes miembros y a las diferentes organizaciones democráticas que conformaban este Partido Político. Ese importante capital político se ha perdido en virtud a las grandes equivocaciones de su dirigencia política encabezada por el senador Robledo, que sin ninguna capacidad de autocritica, desde hace 4 años tiene poderes omnímodos, lo que les ha permitido coparticipar en diferentes  administraciones  y patrocinado con su silencio cómplice “catástrofes políticas” como la del alcalde Samuel Moreno Rojas en Bogotá y la  que presidió en la Gobernación de Caldas, Guido Echeverri Piedrahita. La actuales directivas del Polo Democrático Alternativo no se pueden equivocar y pretender, que los históricos 2 millones de colombianos que encontraron en la formula de Clara López y Aida Avella la esperanza de un nuevo liderazgo, permanezcan indiferentes ante las graves consecuencias que traería que el propósito de la Paz y de la vida, no sea refrendado por una inmensa mayoría el próximo 15 de junio de 2014.

Es posible, que en el inmediato futuro gracias  al sectarismo y a las posturas dogmaticas del MOIR y su dirigente el senador Robledo, que mantienen vigentes viejas ideologías de los años 50-60, principalmente los principios de Mao Tse-tung, la izquierda colombiana siga atomizada y sin encontrar la anhelada  unidad que con acuerdos sobre lo fundamental y sobre la base de la   comprensión y tolerancia, permitan avanzar en una organización que aglutine y consolide un proyecto político que pueda convertirse en alternativa real de poder para los colombianos; estos sectores no se pueden seguir graduando única y exclusivamente como oposición radical y permanente a todos los gobiernos, sin procurar propuestas y puntos de encuentro que permitan alcanzar mejor calidad de vida para todos los ciudadanos; son muchos los intentos  que han fracasado en procura de encontrar una nueva organización política en Colombia (Frente, Alianza, Marcha, Coalición Democrática y Popular, etc.) por las actuaciones pseudo izquierdistas  y antidemocráticas de un grupo minoritario que  también se han encargado de debilitar la unidad del sindicalismo, al empoderarse de esas organizaciones para sus propósitos egoístas. En buena hora ha llegado la Dra. Clara López Obregón.

Consultor e Investigador en Educación.

Manizales, JUNIO 14 de 2014