6 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En Colombia hay más de 8.000 víctimas de tortura

27 de junio de 2014
27 de junio de 2014

Según lo informó la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, en Colombia hay 8.210 personas incluidas en el Registro Único de Víctimas por hechos de tortura, de los cerca de 6,5 millones en total.

La Unidad de Víctimas destacó que la tortura “a menudo causa lesiones personales permanentes” e informó que más de 42.000 víctimas del conflicto ya han participado en el programa gubernamental de atención psicosocial y salud integral.

También informó que se han atendido a 29.000 víctimas en la estrategia de recuperación emocional a nivel grupal.
La Convención Internacional Contra la Tortura, la define como “todo acto por el cual se ocasiona –intencionalmente- a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de la víctima o de un tercero información o confesión, castigar a la víctima por un acto que haya cometido o se sospeche que ha cometido y/o intimidar a la víctima o, por su intermedio, a terceras personas”. En el caso colombiano, ésta se presenta bajo diferentes caras y nombres.

Entre éstas, la Coalición menciona la detención arbitraria, el desplazamiento forzado, el hacinamiento carcelario, maltrato físico y psicológico, las ejecuciones extrajudiciales, la violencia sexual, la desaparición forzada, así como todo tipo de amenaza contra la vida o dignidad humana.

De acuerdo con las cifras presentadas en un informe de la Coalición, entre 2001 y 2009 por lo menos 1.834 personas fueron víctimas de tortura en todo el país. De ellas, 422 quedaron con vida, 1.148 fueron asesinadas y 264 son consideradas víctimas de tortura psicológica.

A esto se suma que, de acuerdo con un informe presentado hace dos meses por el Centro Nacional de Memoria Histórica, a 2014 en Colombia se han reportado más de 25 mil víctimas de desaparición forzada, crimen que según el Centro de Memoria, continúa ocultándose a la opinión pública, bajo nombres como ‘falsos positivos’ y ‘crímenes pasionales’.

Las cifras presentadas por la Coalición también incluyen más de 63 mil denuncias de amenazas contra la vida e integridad personal, especialmente de las personas en situación vulnerable. Lo informes de los procesos de Justicia y Paz con los paramilitares desmovilizados también reportan 773 casos de tortura directa y más de 500 mil víctimas de violencia sexual. A eso se suman los cinco millones de desplazados reportados por las mismas autoridades gubernamentales, en los últimos 25 años.

Según el informe presentado por la Coalición Contra la Tortura, la responsabilidad del 90,59% de las acciones de tortura mencionadas recae sobre el Estado, ya sea por perpetración directa o por omisión o complicidad con el accionar de grupos paramilitares y bandas criminales. De los casos reportados, solo el 9,41% se atribuye a algún grupo guerrillero.