7 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El gol es azul

20 de junio de 2014
20 de junio de 2014

Luego vendría el toque de adorno para completar el ramo y la hecatombe del equipo helvético. La nueva camada hizo su agosto, como para acabar de enterrar los fantasmas de Sudáfrica 2010, o por lo menos poner la primera piedra de la recuperación, alimentada también por el recuerdo del título de 1998. Un penalti desperdiciado y un gol que no fue en el último suspiro del encuentro, no hacen mella del aplastante dominio ejercido por Francia. Suiza se desencajó y a duras penas mostró arrestos cuando comenzaba la etapa final y ya las cosas estaban cuesta arriba. El festival lo inició Olivier Giroud con salto de canguro y martillazo de cabeza, a los 17. Balón al centro y otra vez a sacarlo del fondo de la red. Blaise Matuide se corrió por la izquierda, habilitado por Benzema, y le cruzó a bola al portero Benaglio que había “regalado” su flanco. Vino la pena máxima, por falta sobre Benzema, contuvo Benaglio y Cabaye se perdió el remate. Ese sí “gol cantado”.  Pero la feria seguía de largo y a los 40, un contragolpe de fuera brava impulsado por Giroud  recibió el beneplácito del pequeño Mathieu Valbuena (1.66) para una fusilada. Benaglio era sacrificado sin piedad.  Lo que sobrevino en la complementaria fue una leve reacción suiza y el temporal relajamiento de Francia, que, a pesar de ese escenario, pudo aumentar a los 66 por Benzema y a los 73 mediante acción de Moussa Sissoko. Suiza burló la barrera con tiro rasante de Blerim Dzemaili y anotó el que parecía el gol de la honra, a los 81. Solo que Granit Xhaka, a quemarropa y de zurda, mejoró el consuelo para el 5-2 definitivo. Lo del artillero del Real Madrid,  en el estertor del juego, fue un golazo, alegría y desinflada. De mentiras. Benzema alcanzó a celebrar su conquista  antes de que el árbitro holandés Bjorn Kuipers le mostrara el silbato para indicarle que, cuando el balón salía hacia la red, ya lo había hecho sonar. Final, final. Francia, renovada, deja atrás el desastre de hace 4 años y asegura cupo para los octavos en Brasil 2014, al lado de Holanda, Chile, Colombia y Costa Rica. El amigo del al lado todavía está en veremos. Hasta Suiza, a pesar de la paliza, tiene esperanzas. Ecuador y Honduras también están en el partidor.

Columnas anteriores del autor

*Costa Rica, qué pintura de equipo…
*Revive Uruguay; agoniza Inglaterra
*Chile le dijo adiós a España
*Colombia besa el cielo…
*Manos de seda
*Casi se marchita el tulipán
*México, picante para Brasil
*El huracán alemán
*Un susto para el diablo
*Con Messi basta….por ahora
*Cementerio de elefantes
*Sin caballo de Troya
*¡Naranjas agrias!