29 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El goce y las calenturas…

16 de junio de 2014

En el mundial, en el que se navega entre tiburones y los resultados son tan impredecibles que saltan de la apoteosis a la desdicha, los juegos de artificio celebran hoy el arranque luminoso de Colombia, ante Grecia, marcando notas de autoridad diferencial, que tocan con profundidad las fibras de  la afición volcada, apasionada, en apoyo multitudinario  a los protagonistas de la victoria, en el estreno.

Estado, este, de deliciosa agitación. Borbotean a la par, pasión y triunfo.

Ante Grecia, Colombia hizo de lado su tradicional estilo y se empeñó en resguardar el cero en su portería,   cediendo  la pelota al rival, instrumento inútil para ellos, en  estrategia valida y efectiva, para soltar zarpazos colectivos de ataque, con  amplitud y elocuencia en el marcador. Se supo adaptar al juego físico de su rival, lo que no logro Japón ante Costa de Marfil, el adversario a vencer  en el grupo.

Con James como guía, Colombia evidenció una vez más que con la pelota   puede ser una selección poderosa con inventiva y atrevimiento a la hora de marcar territorios para sus dominios.

Día inolvidable,  debut soñado, espectacular en todo. En este mundial de siliconas saltarinas, de tribunas coloridas y desbordes callejeros; de campeones goleados, chicos con sorpresas, pitos locos que deshonran el juego, y golazos, Colombia ha marcado la primera nota. La esperada. La que devolvió con goles el cariño del público que llenó el estadio y alborota al país con proyecciones optimistas.

Que calenturas produce Colombia… que goce maravilloso.