5 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Congreso aclaró que senadores no viajaron con recursos del Estado

27 de junio de 2014
27 de junio de 2014

 

Los senadores Juan Manuel Galán, del Partido Liberal, Jorge Robledo, del Polo, y Juan Mario Laserna, del Partido Conservador, viajaron a ese territorio africano para restablecer las relaciones bilaterales.

En la resolución 202 del 17 de junio de 2014, la mesa directiva del Senado de la República aclaró que se trata de una invitación y que “el Parlamento Saharaui se hará cargo de los gastos de traslado y estadía” para que los senadores pudieran participar en la instalación del grupo de amistad entre el Congreso y el Parlamento de la República Árabe de Saharaui Democrática.

Además, en el artículo segundo, la resolución dicta que “para la participación del mencionado evento no se hará reconocimiento de viáticos y tiquetes aéreos”.

La República Árabe de Saharaui Democrática es un territorio que hace parte del Sahara Occidental y está en disputa desde hace más de 40 años con el gobierno de Marruecos. El movimiento de liberación nacional o Frente Polisario es el que ha buscado su independencia.

Los congresistas, que ya están de nuevo en el país explicaron  que su visita no buscaba afectar las relaciones del país con Marruecos y tenía como objetivo conocer de primera mano la situación humanitaria del pueblo saharaui.

Antes de viajar, los parlamentarios recibieron una comunicación del embajador de Marruecos en Colombia, Noureddine Khalifa advirtiéndolse que ese viaje podría poner en peligro las relaciones con su país.

«Me permito recordarle que esta visita a los campamentos de los separatistas así como la propaganda que se puede dar, son de carácter a dañar las relaciones remarcables que establece mi país con la Republica de Colombia», resa la misiva.

«Un embajador no nos puede venir a amenazar y a decir donde podemos o no podemos ir. La carta la hicieron llegar dos días antes del viaje. También hicieron varias llamadas. Como si los congresistas no tuviéramos, como rama del poder público, una soberanía para sostener relaciones con parlamentarios de otros países», dijo el senador Galán.
Sin embargo, la Cancillería colombiana confirmó que formalmente no ha recibido queja formal alguna del gobierno de Marruecos.