12 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los enredos de la política

31 de mayo de 2014

A los que manejan los hilos del poder desde la ultraderecha les conviene más la prolongación del conflicto armado porque eso permite la guerra sucia, justificar el paramilitarismo, controlar la oposición de izquierda, a los líderes sindicales, a los partidos y movimientos democráticos y la protesta social.

Así se explica la oposición a las conversaciones de paz en La Habana; por eso estos sectores piden como presidente a una persona que enfrente a la guerrilla solo en el terreno militar, para que el conflicto se prolongue eternamente. De este modo se entiende la lucha para llegar al poder utilizando una estrategia basada en la calumnia, la mentira y el matoneo, aduciendo que el fin justifica los medios.

El populismo de Uribe

Cuando el candidato Óscar Iván Zuluaga estaba pegado en las encuestas  y no entusiasmaba ni a los caldenses llegó el nuevo senador Álvaro Uribe, subió al candidato a sus espaldas y con la astucia que lo caracteriza movió los hilos, consiguió nuevos asesores y por la estrategia del juego sucio y de los escándalos, se disparó la imagen favorable de Zuluaga. ¿Por qué este expresidente y senador es capaz de hacer milagros?

La explicación se encuentra en su populismo, fenómeno que no se veía en Colombia desde los tiempos de la ANAPO, del general  Gustavo Rojas Pinilla. Recordemos que Uribe  desde su primera campaña por la presidencia ofreció acabar con la guerrilla que era lo que el pueblo deseaba; cuando llegó al poder movió los hilos para convertirse en caudillo, sometió al Congreso que estaba debilitado por los escándalos de la parapolítica, luego cambió la Constitución para continuar en la presidencia y enfrentó a la Corte Suprema de Justicia. Después organizó un partido político para avanzar en el camino hacia el caudillismo y varios dirigentes armaron partidos de garaje, con la bandera del uribismo y contribuyeron a su reelección.

¿Cómo se explica su popularidad si gobernaba inmerso en los escándalos? Aprovechó su imagen, enfrentó todos los problemas y camufló las dificultades con cortinas de humo. Acostumbró al pueblo a que relacionara las desgracias con las acciones guerrilleras, mientras tanto el paramilitarismo se convirtió en un mal necesario. Los colombianos se fueron familiarizando con las sentencias,  estribillos, frases y consignas del Presidente: “Acábenlos… y por cuenta mía, no se preocupe”, “Le doy en la cara marica”, “Nos estamos preparando  para esculcarles sus madrigueras (a las FARC), “tengo una encrucijada  en el alma”, “cuídenme los tres huevitos”.

El Presidente no daba entrevistas a la  prensa escrita para que no lo editaran y cuando necesitaba enviar un mensaje acudía a la TV y a la radio. El pueblo disfrutaba de las perlas uribistas y crecía el populismo como espuma. La revista Semana también cayó en el culto a la personalidad pues le dedicó 54 carátulas en ocho años, y ni qué decir de los otros medios como El Tiempo y El Colombiano; nunca un presidente había tenido tanto poder en Colombia. Por todas estas razones Álvaro Uribe terminó su mandato con una imagen favorable de 75%.

La campaña uribista

Recordemos que Uribe empezó esta contienda política como una lucha por el poder. El 31 de enero del año pasado reunió a su equipo en Santa Marta, con el fin de analizar la estrategia a seguir  para abrirle espacio al movimiento Centro Democrático. El uribismo estaba golpeado y disminuido porque algunos de sus escuderos se encontraban en la cárcel y otros había girado hacia el presidente Santos buscando el presupuesto; además  venía perdiendo terreno en las encuestas. Zuluaga se había quedado anclado y muchos pedían el cambio de candidato. Después el expresidente tuvo que soportar abucheos y rechiflas en las plazas de Tunja, Soacha, Palmira y Cúcuta, donde los estudiantes lo recibieron con pancartas y consignas, muy contundentes: ¡Paramilitar! ¡Los jóvenes no queremos envejecer en la guerra!

Sin embargo el expresidente pudo seguir el camino acudiendo al caudillismo. Regresó a las maniobras políticas, a la polarización del país, al fanatismo de mucha gente, a la consigna del odio a la guerrilla, contra las conversaciones de paz en La Habana y desempolvó el discurso afirmando que Santos estaba entregando el país a las FARC. Como consecuencia, desde el pasado mes de abril, Zuluaga empezó a subir en las encuestas y se disparó el juego sucio porque la campaña de Santos contrató a J.J. Rendón para que ayudara con su estrategia apoyada en los chismes, rumores, verdades a medias y montajes. Pero su contrincante fue más zorro porque había vinculado al “hacker” Andrés Sepúlveda, quien demostró ser un avión.

Hasta este momento los colombianos estábamos aburridos del juego sucio, de los golpes bajos y de las triquiñuelas, que tapaban la ausencia de debate político. Pero los gallos de pelea se enredan con las espuelas y a Zuluaga le salió el tiro por la culata, víctima de su propio invento. El espía se dejó pillar; el video revelado por la revista Semana mostró que el “hacker” Andrés Sepúlveda tenía muy buenas relaciones con organismos de inteligencia, con el centro de operaciones Andrómeda y que había comprado información, que pudo ser utilizada por los dirigentes del Centro Democrático. Esto demuestra los niveles de degradación en la actual campaña política. Ante el desprestigio el candidato Zuluaga, sus alfiles y el senador Uribe, se defendieron pero atacando y arremetiendo contra las instituciones. Se trata de retomar el poder como sea.

Y nos desesperamos con el todo vale; en Colombia no habíamos tenido una campaña tan cochina, repugnante y peligrosa, por parte de los candidatos y sus alfiles. La gente no quiere más de lo mismo, ni volver al pasado.

La primera vuelta

Las elecciones del pasado 25 de mayo no arrojaron mayores sorpresas pues ya entendíamos que Santos y Zuluaga pasarían a la segunda vuelta. Pero llama la atención que un presidente en ejercicio sea derrotado con una ventaja de casi cuatro puntos ¿Dónde quedaron la maquinaria y la llamada mermelada? ¿Por qué Zuluaga quien hace cinco meses era un enano en política, dio semejante salto?

Para la primera vuelta hubo un abanico de candidatos, varias opciones para un país diverso; pero los colombianos, en medio de la polarización entre la guerra y la paz, se la jugaron por dos representantes de la derecha. Lo más lamentable es que la mayoría (60%) no votó ¿Por qué triunfaron los candidatos de la derecha? Nuestro país se ha inclinado tradicionalmente hacia esta ideología, por el fuerte bipartidismo, por el poder del gamonalismo, por la falta de una reforma agraria y por la presencia del movimiento guerrillero desde hace medio siglo.

El candidato-presidente se enredó en el juego sucio, los parlamentarios mermelados no movieron las clientelas, seguramente por no meterse la mano al bolsillo pero, además, Santos se limitó a promover el tema de la paz y olvidó agitar las otras banderas del programa, y las ideas. La abstención ganó porque los escándalos producen pesimismo, desencanto y apatía. Marta Lucía Ramírez logró los votos del Partido Conservador, que era lo calculado; y Enrique Peñalosa, quien lideraba las encuestas hace dos meses, se desinfló porque le falló la publicidad y por su amistad con Uribe. Mientras tanto Clara López, del Polo Democrático,  y Aída Abella, de la Unión Patriótica, lideraron un proyecto dirigido a cambiar el modelo económico y político por uno justo y equitativo, acorde con la realidad nacional. Por eso la izquierda dio un importante salto.

Los ganadores de la primera vuelta no la tienen fácil. Seguramente seguirá la guerra sucia, con nuevos bríos, triquiñuelas y zancadillas. A Zuluaga le corresponde demarcarse un poco de su mentor, mostrar algo de independencia y dejar que el senador Uribe y los alfiles le limpien el camino. Ya tiene el voto de Marta Lucía Ramírez y de un porcentaje de los conservadores, porque buena parte de los congresistas correrán en busca de la mermelada.

¡Ante el desencanto que produce la política los mejores momentos los vivimos con los éxitos de Nairo Quintana, Rigoberto Urán, Julián Arredondo y demás colombianos en el Giro de Italia!

Columnas del autor:

*La república banana
*La protesta agraria
*Un colombiano errante y nostálgico
*La siniestra historia de Guantánamo
*Putin y la madre Rusia
*El nuevo Congreso y la lucha por la Presidencia
*Venezuela y el fantasma del golpe
*Maniobras en la campaña política
*Marihuana legal
*El humanista Mario Calderón Rivera
*La arrolladora personalidad de Mandela
*Un magnicidio sin resolver
*Independencia, reinado y turismo
*Espionaje entre amigos
*La eterna tragedia de los gitanos
*Cumpleaños de Manizales
*Europa sigue arrastrándose
La dictadura de Pinochet
*Obama, solo contra Siria
*En Egipto: el presidente en prisión y el dictador libre
*William Ángel Aranguren, el Capitán Desquite
*Memorias de guerra y dignidad
*Las preocupaciones del presidente
*El poder de la información
*¿Dónde quedó el milagro económico de Brasil?
*Salvar el viejo edificio del Instituto Universitario
*Las chuzadas del presidente Obama
*El cumpleaños de la Universidad de Caldas
LECCIONES DEL TLC CON ESTADOS UNIDOS
*Siria, nueva etapa del conflicto
*La epidemia del desempleo
*Coletazos del atentado en Boston
*En Venezuela se creció la oposición
*Hace 65 años mataron a Gaitán
*Los retos del Papa Francisco
*Los cafeteros y la fuerza del desespero
*La industria colombiana, de capa caída
*La locomotora minera, entre mal y peor
*Arrancó la campaña electoral
*«Chispas», el protector de los oprimidos
*La Feria de Manizales. Tradición Cultural
*El amor por las armas
*Hacia la legalización de la marihuana
*El matrimonio igualitario
*El triunfo diplomático de Palestina
*Colombia ha perdido la mitad del territorio
*Estados Unidos: las minorías se volvieron mayorías
*Kid Pambelé: 40 años después
*La última muerte de Fidel Castro
*Ernesto «Che» Guevara. El guerrillero heroico
*Europa: la crisis continúa
*El cargo más importante del mundo
*El brutal y prolongado conflicto
*El gran negocio del níquel
*Ecos de los Olímpicos. Optimismo nacional
*Dos años de gobierno. Terminó la luna de miel
*La hipocresia de la industria militar
*La eterna lucha de los pueblos indígenas
*La lucha por el poder y el puro centro democrático
*El PRI, vuelve y juega
*Cuando truena la voz del pueblo
*Siria, sigue el conflicto pero hay esperanzas
*En la Unión Europea crece la desconfianza
*El regreso de Angelino
*Clima político enredado y confuso
*El presidente socialista de Francia
*Balance de la Cumbre: mucho ruido y pocas nueces
*La Cumbre de las Américas sin Cuba
*VLADIMIR PUTIN SIGUE EN EL PODER
*Siria en el juego de las potencias
*Las malvinas: un conflicto por los recursos naturales
*La piratería en Internet, mucho dinero en juego
*¡Adios año viejo!
*Finalizó la guerra de Irak
*Nuevo acuerdo para salvar a Europa
*LA ÚLTIMA TRAGEDIA DE ESPAÑA
*Las nuevas jornadas del movimiento estudiantil
*Los problemas del agua
*El TLC: ganadores y perdedores
*La tragedia de los palestinos
*La fiebre del oro y el saqueo de los recursos naturales
*El 11 de septiembre de 2001: tremendas consecuencias
*El derrumbe de los países socialistas de Europa
*Una nueva recesión económica
*Los grandes problemas de la economía mundial
*La mano negra de los conspiradores anónimos
*La reelección, una pesadilla para Barack Obama
*La encrucijada de Mockus, mejor un buen divorcio que un mal matrimonio
*Europa dividida por la crisis
*La difícil cruzada contra el terrorismo…
*Viterbo, una singular fundación
*Las amenazas contra la universidad pública…
*Una guerra por el petróleo…
*El páramo de Santurbán. Defensa de los recursos naturales…
*Estados Unidos y Colombia: ¿Buenos amigos?…
*Wikileaks o el dedo en la llaga…
*El pueblo árabe se sacude. Sigue el efecto dominó…
*El Tiempo en la historia de Colombia…
*Un año repleto de problemas…
*La navidad, tradición enraizada en el hogar…
*Las dos Coreas: un conflicto de la guerra fría…
*La Independencia de Cartagena y el Concurso Nacional de Belleza…
*Guerra de divisas: la devaluación de las monedas fuertes…
*La sombra del ex presidente
*Los uribistas pura sangre y el regreso al país del ex presidente Uribe…
*La necesaria reforma agraria…
*Los inmigrantes: futuro incierto…
*El joven Otto Morales Benítez…
*El 20 de julio de 1810. Trascendencia…
*El negocio de las armas…
*Europa o la tragedia de los países empobrecidos..
*Balance electoral: un difícil camino para Santos…
*Arizona: la cacería de latinos…
*El Tratado de Libre Comercio con la Unión Uropea…
*La agonía de Marmato…
*La Pachamama o la muerte
*Uribismo en caída libre…
*La gran duda: el 19 de abril de 1970…
*Mockus y Fajardo: El impacto de los académicos…
*El magnicidio de Jorge Eliécer Gaitán…
*Bernardo Jaramillo Ossa: 20 años después…
*Ningún candidato puede cantar victoria…
*Los huérfanos del poder y el nuevo Congreso…
*La muerte súbita de la revista CAMBIO…
*Los gravísimos problemas de la salud…
*La primera república negra ahogada en la miseria…
*La navidad en la cultura caldense…
*La crisis económica sigue asustando…
*El dinero y el poder son como el agua del mar…
*Siguen lloviendo los problemas…
*Los problemas de la universidad colombiana…
*El cumpleaños de Manizales…
*La consulta y la gran encuesta: claridad y confusión…
*Nuevo libro del historiador Víctor Zuluaga Gómez…
*El costo politico del referendo…
*Vigencia de Luis Carlos Galán…
*Hacia el bicentenario de la independencia…
*La región caldense en la independencia…
*La soberanía en crisis…
*¿Donde está la diplomacia?…
*El gobierno debe aprender de las hormigas…
*La historia libera a Cuba…
*El país más poderoso sigue en depresión…