15 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colcha de retazos

30 de mayo de 2014
30 de mayo de 2014

william calderonGaviria Trujillo le cobró por ventanilla a los Gaviria de Antioquia, los propietarios del diario El Mundo, por la asonada que pretendieron hacerle a su hijo Simón en el último aquelarre liberal protagonizado en el hotel Hilton de Cartagena  en plena proclamación Bermeja de Juan Manuel Santos como candidato presidencial. La rabia en el corazón de Gaviria se exteriorizó designando a su vástago como Coordinador Político de la campaña Santista en Antioquia.

Más desencuentros

La súbita salida de Rafael Pardo del Ministerio de Trabajo, quien venía desempeñando una eficaz labor desde esa cartera poniéndolo en igualdad de condiciones y en campaña con su competencia para la Alcaldía de Bogotá, Gina Parody, arma un nuevo conflicto dentro de las toldas de la Unidad Nacional.

Piedra en el zapato

El abrazo del oso que le dio a Gustavo Petro, teniéndolo como su aliado para la Segunda Vuelta, tiene salido de la ropa y con la piedra afuera, a Germán Vargas Lleras, con quien Petro ha mantenido el más virulento enfrentamiento en lo que va de su administración, para no hablar de la incomodidad que debe sentir la ex directora del Sena Gina Parody al tener que compartir tarima con el Petrismo, sus más enconados rivales.

Polos o-puestos

Si por las toldas liberales llueve,  por el Polo no escampa.Jorge Enrique Robledo, Senador estrella de Colombia, tiene todos los motivos para no jalarle a la encerrona en la que pretenden meter a Clara López, los amigos de la cacareada paz electoral. Robledo no puede ver a Petro ni a kilómetros de distancia y si que menos a Santos. Prefiere el Voto en blanco, a una miserable claudicación, lo propio está pensando el congresista Alexander López, quien tampoco se le mide  a la reelección de Santos.  

Se les metieron a la casa

Ayer dábamos cuenta en esta Columna de la derrota que le metió la Zeta a Juan Manuel Santos en la tierra de sus antepasados, relegándolo en el departamento de Boyacá a un cuarto lugar y en  Curití Santander, cuna de los mismos, donde  Zuluaga lo redobló, para no hablar del principado de Anapoima, en donde Oscar Iván Zuluaga, sin necesidad de pasar por Mesa de Yeguas, barrió las huestes gobiernistas. Pero Santos no es el último damnificado, en el Departamento de Risaralda la bandera del Centro Democrático ya se iza desde la Catedral de la Pobreza, pues a Gaviria padre e hijo los dejó Oscar Iván Zuluaga con las «Dos Quebradas», el Bolívar desnudo y su capital la trasnochadora y morena, sin puertas; Pereira y Risaralda son hoy otra de las mecas del Zuluaguismo Colombiano.

Post Scriptum

La cara de los 40 congresistas conservadores, cuando el Presidente Santos leía el comunicado de su adhesión a la relección, parecía la de un condenado que asiste a su propio entierro. El único que exhibía una sonrisa sardónica, irónica o un rictus de no se qué, era el desautorizado Arturo Yepes.