26 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Armani, arquitecto del título

22 de mayo de 2014
22 de mayo de 2014

 

Todo apuntaba a que el portero uruguayo Sebastián Viera, al igual que en la final entre Junior y Once Caldas, saldría como figura del partido.

Sus espectaculares atajadas ante cabezazos de Jefferson Duque y Juan Pablo Ángel, además de un violento remate de Juan David Valencia, lo daban como figura de un Junior que se quedaba con la estrella.

Pero el gol de John Valoy forzó la definición desde los doce pasos y Viera pasó de héroe a Villano.

Se mantuvo como gran figura de su equipo, pero fue el primero que fue convirtiendo a Franco Armani en el gestor del título de Nacional.

El portero del tricampeón, Atlético Nacional, por vez primera en nuestro país tuvo que formar parte de los protagonistas que definen un título desde el punto penalti.

En el primer cobro se lanzó al rincón, pero su verdugo, ‘Carachito’ Domínguez le pegó duro y al otro costado.

El duelo de porteros quedó planteado con el segundo cobro. Quien hasta ese momento era la figura, Sebastián Viera, estaba al frente de Franco Armani.

El argentino no cambió de palo pues se mantuvo con su mirada fría y se lanzó de nuevo a la derecha. Atajadón de Armani que puso a delirar a la tribuna.

Ante el cobro de Luis Narváez, no pudo hacer nada pues el balón fue arriba.

Después tuvo al frente a Yhonni Vásquez y de nuevo Armani fue clave.

En ese momento Nacional ganaba 3-2 y atajar el cobro dejaba el título servido. En esta ocasión Armani mantuvo su constante del vertical derecho, pero no se lanzó hasta el rincón sino que estuvo un poco al centro. Allí manoteó el balón que pateó Vásquez y, de carambola, el esférico dio en el vertical en forma angustiosa.

Faltaba que Alejandro Bernal concluyera lo que había construido Franco Armani, lo que se consiguió con el cuarto cobro. 4-2 y Nacional de nuevo campeón.

Armani había sido suplente en el título de Nacional de la Liga Postobón 2011-I ante Equidad. En ese entonces le tocó ver desde el banco cómo su compatriota Gastón Pezzutti atajaba tres cobros y le daba el título a su equipo.

Ahora, bajo los tres palos, fue artífice y gestor de la 14ª estrella del equipo Verdolaga

Dos cobros atajados en momentos claves fueron suficientes para que Armani hiciera olvidar las atajadas que durante el partido hizo Sebastián Viera. Armani poco trabajo tuvo durante los 94 minutos. Pero desde el punto penal, puso su sello para conseguir su cuarto título por Liga Postobón con el onceno verde de Antioquia.