13 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Sindicato de trabajadores fue atacado con bombas incendiarias

17 de abril de 2014
17 de abril de 2014

Un comunicado precisa que el acto fue cometido por cuatro personas, dos a bordo de una motocicleta y dos a pie, quienes lanzaron bombas incendiarias contra el local, de lo cual fue testigo el vigilante que lo custodiaba.

Las puertas quedaron dañadas y la tubería de gas explotó.

El texto puntualiza que ese tipo de acciones se vienen sucediendo desde 2004, como resultado de prácticas y políticas antisindicales ejercidas “desde el Estado y traducidas en ataques verbales, amenazas de muerte, atentados contra la vida y la integridad personal, desplazamiento y exilio”.

El pasado 11 de abril la jueza 29 penal municipal de Bogotá ordenó al presidente Juan Manuel Santos y al vicepresidente Angelino Garzón realizar actos de perdón a favor de los integrantes de Sintraemcali, Sintraunicol y Sintrateléfonos por los crímenes de que fueron objeto durante el gobierno de Alvaro Uribe (2002-2010).

De acuerdo con el texto, el 24 de septiembre de 2004 se puso al descubierto la llamada Operación Dragón, cuyo propósito era atentar contra los derechos a la vida, la integridad y la libertad personal de dirigentes sindicales, defensores de derechos humanos y líderes políticos de oposición.

En el curso de las investigaciones, añade, se pudo establecer que, con el aval de la Superintendente de Servicios Públicos, fue contratada la empresa Consultoría Integral Latinoamericana, la cual a su vez recabó los servicios de la empresa armada SERACIS (privada), para infiltrar a Sintraemcali y penetrar los esquemas de seguridad de sindicalistas y líderes políticos, con planes de exterminio.

Entre el 19 y 27 de julio de 2007, precisa el documento, Uribe, Francisco Santos y José Obdulio Gaviria pusieron en marcha una campaña pública nacional e internacional para presentar a los integrantes de los gremios sindicales antes mencionados como testaferros del terrorismo y aliados de la subversión.

Con ese fin organizaron ruedas de prensa, publicaron columnas en diversos medios de difusión y llevaron a cabo actos públicos de agravio en el país y en el exterior, subraya el comunicado.

En la actualidad el coronel (r) Julián Villate Leal y dos mayores del ejército(r) están sometidos a juicio por esos hechos, que contaban con el apoyo de los ministerios de Defensa e Interior y del Departamento Administrativo de Seguridad, entre otras instituciones.