25 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

López Michelsen en Santa Marta

30 de abril de 2014

oscar jiimenez lealHabía anunciado días antes  que, siendo el Alcalde,  el jefe de la policía, declararía al Distrito como zona de comercio  libre,  con el fin de  propiciar la llegada de grandes inversiones a la ciudad, sin averiguar su origen,  cuando ya el país empezaba a sufrir el flagelo del narcotráfico.

Simultáneamente con el despropósito, entre los primeros actos de gobierno se le ocurrió dictar un decreto mediante el cual se  otorgaba al  ex presidente Alfonso López Michelsen, su antiguo Jefe,  cuando militaba en el M.R.L, la condecoración Orden del Mérito Rodrigo de Bastidas por los servicios prestados al país y a la ciudad.  

El expresidente  que mantenía especial gratitud con quienes,  como Nacho  le ayudaron a conseguir el primer capital electoral en  la política, como solía decir, nunca se negó, de manera rotunda, a aceptar tan merecida distinción, por pura cortesía,  pero  dilataba, una y otra vez,   las fechas propuestas por el mandatario municipal para el acto protocolario de imposición,  por la incomodidad que le producía  dejarse condecorar y recibir homenaje de quien precisamente había lanzado tan  temeraria y audaz declaración pública  que significaba,  de alguna manera,  una sospechosa tregua en la feroz lucha contra el narcotráfico emprendida por la sociedad colombiana, con tan grandes sacrificios en vidas humanas.
La mencionada incomodidad tuvo un alivió que López consideró definitivo,  una vez  Nacho fue destituido del cargo en virtud de una condena judicial.

Sin embargo, cuál no sería la sorpresa  el día  que López recibió comunicación telefónica  del nuevo Alcalde encargado,  con el comentario de que entre las varias tareas  pendientes que encontró al frente de su despacho, estaba,  en primer lugar,  el acto de la condecoración otorgada. En esas condiciones, y con toda tranquilidad, el  ex presidente aceptó fijar una  fecha definitiva para ello.

La gala protocolaria se llevó a cabo en el imponente Teatro Municipal donde en una luminosa  tarde  de verano se dieron cita las más conspicuas  personalidades de la política, la industria, el comercio y de todos los sectores gremiales y  sociales tanto de la Costa como del interior de país que mantenían y acrecentaban el prestigio del ex mandatario. En una palabra,  el país se vistió de fiesta para el suceso en esa querida ciudad de la Costa Atlántica.

El orden del día transcurrió, según el maestro de ceremonias – un prestigioso presentador de Televisión  llevado especialmente para el acto desde Bogotá-, así: 1º. Himno Nacional. 2º. Himno del Departamento. 3º. Himno de Santa Marta. A continuación el  afamado presentador, ante la hilaridad y sorpresa del señor ex presidente, anunció: 4º. Imposición de la condecoración,  “Orden Rodrigo de Bastidas”,  en el grado de Gran Oficial,  al señor ex presidente,  doctor Alfonso López Michelsen, por los insignes y valiosos servicios prestados a la ciudad y al país. Palabras a cargo del señor Asesor Especial de la Alcaldía Distrital,  doctor José Ignacio Vives Echeverría.