7 de octubre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

¿Finalizó el festín científico en Colombia?

10 de abril de 2014

 

Los  criterios definidos, por primera vez desde que se estableció el sistema a finales de la década de los años 90, se orientaron a garantizar una mayor rigurosidad en la calidad de los proyectos y producto de las  investigaciones en Colombia, así como de procurar mayor responsabilidad de los grupos de investigación que se reconocerían. Los procedimientos se basaron principalmente en los registros GrupLAC avalados por las IES- Instituciones de Educación Superior en Colombia y de algunas Instituciones que realizan investigación científica. Colciencias es la entidad oficial que desarrolla y regula la actividad investigativa y científica en Colombia, como una forma de incentivar la investigación al más alto nivel y para que se tenga reconocimiento de esta actividad en las órbitas nacional e internacional.

De los 14.760 registros de grupos de investigación que tiene el sistema ScienTI- Colombia en el 2013, sólo 8.993 contaron con aval institucional. De los registros avalados, solamente 4.219 fueron reconocidos como Grupos de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación acorde con los criterios y estrategias para los grupos de investigación definidos en esta convocatoria y los que están centrados en el “Modelo de medición de Grupos de Investigación, Tecnológica e Innovación Año 2013″, que hace más riguroso el criterio, los productos  y los requisitos que deben cumplir los diferentes grupos y los investigadores, en cada una de las categorías que define la nueva clasificación.

Se resalta en esta nueva clasificación de Colciencias, que desde el año 2000, es  la primera vez, en el que se vislumbra un cambio en los criterios para evaluar el devenir de la Ciencia,  en el que lo primordial debe ser la búsqueda de la calidad por encima de la cantidad, con lo que se da una primera y clara evidencia, del cambio de la política,  que hizo carrera en el sistema de Ciencia y Tecnología y en general, en el sistema de Educación Superior Colombiano, en los últimos años. Se debe señalar, que mas allá de las imperfecciones del nuevo sistema y de los reclamos y ajustes futuros que se deben presentar.

Claro ejemplo de lo anterior, se refleja cuando se revisan el número de grupos de investigación reconocidos o clasificados por Colciencias que han aumentado significativamente, al pasar de 30 grupos en el año 1991;  a tener en el año 2000,  750 grupos reconocidos; de igual manera en el año 2010 se alcanzo un número total de 4.075 grupos de investigación clasificados en las diferentes categorías; y finalmente, en el año 2013 a tener casi 15000 grupos de investigación registrados en el sistema de ScienTI Colombia.

Esta política de crecimiento vertiginoso y desmedido del número de grupos de investigación registrados por Colciencias, tiene efectos inconvenientes para el sistema y es a todas luces demagógica y populista, política que ha sido criticada ampliamente por los sectores más sobresalientes del sector, entre científicos, investigadores y académicos, que entienden que una entidad como Colciencias, politizada, burocratizada y reducida en sus presupuestos a su mínima expresión en los 15 años anteriores,  y una IES con tantas restricciones para sus desarrollos investigativos, no podían seguir engañando a los  colombianos, con unos niveles investigativos y científicos inexistentes y sobrevalorados, que en nada  favorecen las realidades  y el  desarrollo científico nacional. Esta estrategia tuvo especial énfasis en los ocho (8) años de gobierno del Presidente Uribe, que se encargo de presentar estadísticas falaces, no solo en el sistema científico nacional, sino también, frente a la cobertura y calidad de la Educación Superior y la Educación Técnica y Tecnológica (SENA).

Con esta nueva reclasificación de los grupos de investigación, se abre la posibilidad que se inicie la definición seria, responsable y con presupuestos amplios y suficientes, del nuevo sistema de ScienTI, y que este proceso se consolide  como el fin del “FESTIN CIENTÍFICO EN COLOMBIA”. Estas decisiones son derroteros fundamentales de una nueva etapa para  Colciencias y la investigación científica, y significan una muestra de sensatez y de las intenciones por tener un sistema científico más riguroso y responsable.

Analicemos en forma breve los resultados de la clasificación y distribución entregada a mediados del mes de marzo de 2014 por Colciencias, acorde con las categorías de los grupos reconocidos y clasificados en el proceso de medición:

Grupos A1: 373 Grupos A; 258, Grupos B; 757,

Grupos C; 1.129 Grupos D: 1.176. Total grupos clasificados: 3693

Entre las conclusiones más importantes de la nueva reclasificación recientemente entregada se pueden reseñar:

En primer lugar, según los resultados de la convocatoria 640 de 2013 de Colciencias, fueron clasificados en las diferentes categorías 3693 grupos de investigación, de un total de 14760 grupos registrados por Colciencias en el sistema en al año 2013, lo que equivale solamente a un escaso 25% del total de grupos de investigación en el 2013, lo que significa que solo alcanzan una calidad destacada la cuarta parte de los grupos registrados, de acuerdo con los nuevos parámetros y la rigurosidad de la nueva clasificación.  

En segundo lugar, se observa en la nueva reclasificación entregada que del total de grupos de investigación avalados por las diferentes  Instituciones (8993) en la nueva convocatoria, solamente el 46.9% alcanzaron su reconocimiento como grupos de investigación (4219 grupos) y que de estos, solamente 3693 fueron clasificados en las diferentes categorías establecidas por Colciencias.

Finalmente se resalta que la Universidad Nacional, incluyendo todas sus Seccionales, es de lejos líder dentro del sistema científico (ScienTI- Colombia) -527 grupos de investigación-  y tiene un 50% más de los grupos clasificados que tiene la segunda IES en el escalafón, en este caso la Universidad de Antioquia (237).

Manizales, ABRIL 8 de 2014

Consultor e Investigador en Educación.