13 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Estado derrochón uno

6 de abril de 2014

 

Ese es el dato entregado por la revista Semana en un informe reciente, en el cual señala que el ex presidente colombiano es posiblemente en el mundo el hombre que más hombres y parafernalia demanda para su vigilancia.

Según esa publicación, un primer anillo de seguridad de Uribe está integrado por 152 escoltas; el segundo anillo lo integran 102 policías y 80 militares; a su servicio tiene 17 camionetas blindadas y otros 18 vehículos además de 14 motos.

No dice Semana cómo se distribuye ese numeroso contingente  tratándose de un personaje que viaja bastante y se desplaza entre una ciudad y otra en cualquier momento y en cualquier día, pero hay que asumir que se trata de un colectivo que está QAP las veinticuatro horas.

Si para calificar al Estado de derrochón, como lo hace el ahora senador Uribe a cada rato, toma como referencia lo que se gasta en su seguridad y la de sus familiares cercanos, lo asiste toda la razón.

Eso es lo que se llama seguridad democrática, de la cual carecen millones de colombianos que están a merced de los lanza ácidos, los fleteros, los escaperos, los carteristas, los amantes de celulares ajenos, los maniáticos sexuales del transporte público y decenas más de delincuentes en todas las ciudades.

ESTADO DERROCHÓN DOS

Para que no quede duda del Estado derrochón que tanto le gusta criticar al ahora senador Uribe, del erario público acaban de gastarse más de seis mil millones de pesos para hacer algunas reformas en el zoo Capitolio, con el fin de mejorar la seguridad del recién elegido.

Modificaciones inusuales para adecuar su oficina que en la práctica constituirá una fortaleza a la cual acercarse será tarea casi imposible, tal el despliegue de medidas y restricciones.

“Es una situación atípica y el senador Alvaro Uribe Vélez es el único que ha sido presidente de la república en dos períodos”, justificó Gregorio Eljach, secretario general de la cámara alta.

Al paso que van las cosas, habrá que diseñar un nuevo reglamento del congreso con ciertas prebendas y tratos especiales, como por ejemplo, que se le permita hablar por más tiempo que a los otros senadores, porque “ha sido presidente de la república en dos periodos”.

Es previsible también que como todos aquellos que por tantos motivos le tienen tirria al ahora senador Uribe acudan con frecuencia a las barras para hostilizarlo, las sesiones se hagan a puerta cerrada y sin público. Para algo se es “dos veces presidente de la república”.

DEL AHOGADO EL SOMBRERO

Hablando de Presidentes pero del otro, acaba de producirse una noticia bastante alentadora para su afición  de coleccionista de arte, gustico que hasta el momento no se le conocía.

Como no pudo hacerse a algunas obras del maestro  Botero, las cuales pretendió adquirir con la intermediación de su hijo Fernando, residente en Méjico, por considerar que tenían un precio superior a su presupuesto, puede mirar ahora hacia un rancho de Texas donde acaba de estrenarse como pintor el ex presidente George Bush.

Dice la noticia que el ex mandatario gringo abrió una exposición con las pinturas de varios líderes con los cuales interactuó durante su mandato, entre ellos el ex presidente colombiano, Alvaro Uribe Vélez.

Presidente Santos: Cuando no se consigue lo deseado hay que conformarse con cualquier cosa, así sea un cuadro de su archi enemigo pintado por Bush;  mejor dicho, aplicar aquello “del ahogado el sombrero”.

Claro que si las pinturas de Bush son tan buenas como su facilidad de expresión y su diplomacia, es preferible dejar quieta la platica; inclusive resultaría mejor negocio meterla en la pirámide que con el nombre de Carranza acaban de descubrir en Boyacá.

ESO SÍ ES TRASERO

Qué podrá haber pensado Aurelijus Rutenis Antanas Mockus Sivickas al ver el hermoso trasero de Lady Gaga, mostrado por ella con gran desparpajo en un escenario de Nueva York la semana pasada?

Se sentiría avalado en ese gesto suyo que causó tamaño escándalo en su momento y que lo obligó a retirarse del alto cargo docente que ocupaba?

Después de ver el hermoso y bien formado culo de Lady Gaga,  a los que si les debió causar pena ajena fue a todos los colombianos al recordar esas pálidas nalgas que el entonces rector de la Universidad Nacional desnudó ante sus alumnos, en señal de protesta porque no lo dejaban hablar en el auditorio “León de Greiff».

No podría pensarse en esta despampanante mujer para la rectoría de la Nacional cuando toque relevar al actual rector ? Eso sí, a condición de que la inviten al “Leon de Greiff” siquiera una vez a la semana, pero por nada del mundo la dejen hablar.