18 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Escribir con el deseo

30 de abril de 2014

 

En su calenturienta imaginación que no puede admitir ni por un segundo una muy probable reelección del primer mandatario, le ha dado en los últimos días por trazar y proponer estrategias a los demás candidatos.

En su última salid le aconsejó a la expósita candidata del partido conservador, Marta Lucía Ramírez, hacer una bandera electoral de su crítica a Santos por haber reintegrado en la alcaldía de Bogotá a Gustavo Petro, lo que también le habría aconsejado si la decisión presidencial hubiera sido al contrario.

Según este oráculo subdesarrollado, si la Ramírez insiste como tema de su campaña en esa crítica al primer mandatario, “hasta es capaz, de atropellada como los caballos de carreras — remember Gardeazábal su yegua Almería en Hipocomuneros — de llegar a ser segunda y enfrentar la otra vuelta”.

Con esa clase de asesorías ahora sí se le puso peliaguda la cosa al presidente Santos. Pilas mandatario que ahí viene la Ramírez desbocada por la fangosa pista electoral.

GENIAL

De genio resultó la reacción del futbolista del Barcelona, Dani Alvez, ante el gesto racista y discriminatorio de un imbécil partidario del equipo Villarreal que le lanzó un banano cuando el jugador iba a cobrar un tiro de esquina.

Dentro de su estupidez el sujeto de marras creyó ofender al deportista, quien en un arrebato de oportuna e inteligente lucidez, quitó la cáscara a la fruta y le dio un soberano mordisco, como si nada hubiera pasado.

El uno peló el cobre y el otro peló el banano, con la ventaja para este último de quedar consagrado con su genial respuesta como el símbolo vivo más contundente contra el anacrónico racismo que todavía exponen algunos descendientes del chusmaje español que conquistó y saqueó a América.

¿SIN YIDIS NI TEODOLINDOS?

El presidente del congreso de la república, Juan Fernando Cristo, declaró que ya es hora de reformar la Constitución en lo que tiene que ver con la reelección, en otras palabras, sostuvo que había que acabarla.

El senador liberal afirmó que hay que reformar “ese articulito” que en mala hora aprobó un congreso comprado, y que permitió la primera reelección de Alvaro Uribe, con las consiguientes y desastrosas consecuencias para la institucionalidad el país, como puede apreciarse todavía.

Lo que no dijo el presidente del congreso es si esta vez también habrá que apelar a mediocres como las Yidis y los Teodolindos para darle trámite a la iniciativa, que parece contar de entrada con el beneplácito de las fuerzas mayoritarias que ocuparán escaños en el zoo capitolio bogotano a partir del 20 de julio.

SIN COMENTARIOS

Setenta  mujeres y diez hombres que ejercen la prostitución en Medellín fueron graduados el lunes  en emprendimiento por el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA.

Su grado incluyó servicios al cliente, administración de negocios, contabilidad básica y manejos administrativos, entre otras materias, según la noticia oficial entregada por la alcaldía de la capital antioqueña.

“Los graduandos hacen parte de las más de 3.100 personas en riesgo o en ejercicio de prostitución que se han sensibilizado por la administración municipal a través del proyecto “Por mis derechos”, que ejecuta la Secretaría de Inclusión Social y Familia”, anuncia el boletín oficial.

Como queda claro, se trata de su reivindicación y reintegro a la sociedad, pero siempre quedará la duda  sobre si esta preparación se hizo a condición de abandonar el trajín que traían, o por el contrario algunas o algunos la aprovecharán para mejorar sus entradas.

AMENAZADOS DE MUERTE

Muchos son los periodistas y seudo periodista de Medellín que están amenazados de muerte, pero no por agentes externos ni actores de la violencia que afecta a todas las ciudades, sino por ellos mismos.

Sus corazoncitos uribistas no soportarían una reelección del presidente Juan Manuel Santos, o por lo menos así lo demuestran noche y día en los que no cesan de atacar, algunos de ellos en la forma más innoble y con insultos rastreros, al primer mandatario de los colombianos.

Agregándole de paso a sus apariciones radiales mentiras en todos los tonos y calibres, con tal de denigrar de Santos y combatir la reelección,  que para ellos sería fatal. Aunque como buenos acróbatas y oportunistas, al otro día estarían de santistas.