9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El mundo y su Aracataca lloran al irreemplazable Gabriel García Márquez

19 de abril de 2014
19 de abril de 2014

La familia del escritor, fallecido el jueves en su casa de Ciudad de México a los 87 años, guarda un completo hermetismo este viernes sin que se haya informado si sus restos ya han sido incinerados en una ceremonia privada, como se había anunciado la víspera.

Una operadora de la funeraria J. García López del barrio Pedregal (sur de la capital), donde el jueves fue llevado el cuerpo del novelista, únicamente informó «el servicio ya se completó», declinando dar más detalles.

A la casa de García Márquez seguían llegando este viernes invitados, como el exalcalde de Bogotá Jaime Castro, que expresaban su pésame a la viuda, Mercedes Barcha, y a los hijos Rodrigo y Gonzalo, que siguen viviendo el luto en privado.

«Mercedes está tranquila, está muy bien, contestando constantemente el teléfono. Llena de tristeza pero tranquila», describió el veterano periodista mexicano Jacobo Zabludovsky a medios tras salir de la vivienda.

Más obsequios y ramos de flores fueron entregados en la vivienda, como uno de margaritas y rosas blancas enviado por la cantante colombiana Shakira, amiga cercana del escritor.

Frente a la casa del emblema del realismo mágico también se vivieron escenas sorprendentes, como el gran susto que generó el fuerte sismo de 7,2 grados de magnitud que sacudió este viernes Ciudad de México. Un gran candelabro negro que cuelga en la fachada se agitó por más de un minuto pero ningún familiar se refugió en la calle.

A falta de conocer donde descansarán las cenizas del colombiano, México prepara un homenaje nacional el lunes en el emblemático Palacio de Bellas Artes en el que se espera la presencia del presidente Enrique Peña Nieto.

México ha sido el hogar de García Márquez desde hace más de tres décadas pero el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, también ha ofrecido a la familia todo el apoyo necesario por si desean que se le brinde un homenaje en su país.

Por el momento tampoco se han dado a conocer oficialmente las causas del fallecimiento.

El también célebre periodista se encontraba bajo vigilancia médica en su casa de Ciudad de México desde que el 8 de abril abandonó un hospital en el que estuvo ingresado ocho días por neumonía, aunque el diario mexicano El Universal asegura que también sufría una recaída y expansión del cáncer linfático que padeció 15 años atrás.

Colombia vivía este viernes su primer día sin García Márquez, su gran orgullo nacional desde que en 1982 alcanzó la gloria literaria con la recepción del premio Nobel.
En Bogotá, los diarios lanzaron ediciones especiales que rompieron con la tradición de asueto para la prensa del día Viernes Santo, entre ellos El Espectador, que en su portada calificó de «Inmortal» a su antiguo reportero.

Lejos de la lluviosa y este viernes desierta capital colombiana, en la localidad caribeña de Aracataca (norte) se desató desde temprano una romería popular espontánea en homenaje al más ilustre de sus hijos.