29 de septiembre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Comienza la pugna por la presidencia del Congreso

7 de abril de 2014
7 de abril de 2014

 

En opinión de los expertos está casi que descartado que los senadores Álvaro Uribe, Horacio Serpa, Jorge Robledo o Musa Besaile sean presidentes del Congreso en esta legislatura.

¿La razón? Para los analistas, sin duda, a algunos de estos congresistas el bajo perfil les favorece. No exponerse ante los medios sería una de sus estrategias. También para los expertos está en juego el poder que pueda ejercer el presidente Juan Manuel Santos en el Partido Conservador y así hacerles un guiño y presionar para que el presidente sea de esta colectividad por la alta votación que sacaron en la Costa.

Sin embargo, tal como lo confirmó Colprensa, la Unidad Nacional ya lo tiene claro y le apostará al Partido Liberal y en ese caso el próximo presidente del Congreso sería el senador Juan Manuel Galán.

La mecánica para esta elección es la siguiente: aunque no está escrito en ninguna parte, por acuerdos políticos entre bancadas para elegir al primer presidente del Senado en la primera legislatura, le corresponde al partido que haya sacado el mayor número de escaños, y ese partido tradicionalmente le deja el cargo al senador que haya sacado la mayor votación.

En este orden, a pesar de que el senador del Polo, Jorge Robledo, sacó la mayor votación del país es claro que no ocupará ese cargo, pues su colectividad no es mayoría. Ese honor, entonces, le corresponde al Partido de La U que sacó 20 senadores. Y aunque mucho se ha hablado de los «Ñoños», como se les conoce a los senadores Musa Besaile Fayad y Bernardo Miguel Elías Vidal ya está acordado que ninguno de los dos asumirá el codiciado cargo, todo porque han sido muy cuestionados.

«Eso es una «papa caliente» tanto para el Gobierno y para el presidente Santos si gana la reelección, como para ellos mismos (Besaile y Elías). Entonces, esos senadores cederán esa posibilidad al Partido Liberal», explicó el analista León Valencia.

La misma lectura tiene el analista Pedro Medellín Torres, quien consideró que «el Gobierno no puede exponerse a tener un presidente de bancada que sea cuestionado. Para eso, La U tendrá que cederle el paso a otro partido de la coalición», dijo.

Se conoció que a cambio de la presidencia del Congreso, a los llamados «Ñoños» les darán el manejo de las comisiones Tercera y Cuarta, las que tratan los temas económicos, mientras que el senador Horacio Serpa podría quedarse con la presidencia de la Comisión Primera, de asuntos constitucionales.

Entre tanto, los acuerdos señalan que la Primera Vicepresidencia del Senado es para el Centro Democrático y aquí se daría otra paradoja para el presidente Santos, si es reelegido: el día de su posesión tendría que compartir la mesa en el Senado con quien podría ser el vicepresidente de esa corporación: el expresidente Álvaro Uribe, por el ser el cabeza de lista del CD. No obstante, algunas fuentes indicaron que Uribe podría ceder ese lugar. Colprensa-El Colombiano.