22 de febrero de 2024

Colombia rescata cerebros

28 de abril de 2014

La directora general de Colciencias, Paula Arias, dio a conocer la sorprendente cifra que refleja el interés de los compatriotas que en algún momento abandonaron el país en búsqueda de apoyo para sus proyectos creativos, de regresar, para adelantar esos trabajos en territorio patrio.

Lo interesante del plan desarrollado por Colciencias es que crearon 200 cupos para doctores y el reto es alcanzar 20 mil doctorados.

En esta forma en los próximos años se estaría superando la escasez de talento en nuestro país, pero es necesario amarrarlos y tenerlos aquí ofreciéndoles  empleo estable y salarios competitivos y así la creatividad y la innovación que los talentos desarrollan no se pierden y con los que no regresen o estén terminando proyectos, tener un contacto para aunar esfuerzos y unificar investigaciones.

En el año 1992, a través de una convocatoria de la revista Diners, se examinaron 415 postulaciones por el premio Talentos y el jurado escogió a los 60 colombianos más representativos y  se escogió al  médico y científico Rodolfo Llinás Riascos.

Personalidades como los escritores Gabriel García Márquez y Álvaro Mutis, el pintor Fernando Botero, el clavicembalista Rafael Puyana, la mezzosoprano Martha Senn y el torero César Rincón, también fueron exaltados.

El esfuerzo de atraer estos talentos es magnífico, pero es más importante no dejar salir a los que están aquí como Vanessa Restrepo que con 17 años se convirtió  en la primera persona en el mundo en crear un prototipo de un carro que no necesita combustible fósil gracias a la energía generada a partir de los procesos biológicos del agua desarrollados en el laboratorio de Biotecnología de la Universidad de Antioquia.

Infortunadamente la patente no va a ser colombiana sino que pertenecerá al Reino Unido, porque como ella lo dice la migración de conocimiento en el país es inevitable porque aquí se gasta mucho más tiempo en oficinas acreditando su invento que investigando en los laboratorios mientras que en muchas  universidades del  mundo tienen una oficina especializada que realiza todos los trámites para obtenerles las patentes a los inventores.