9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Presidente pide dejar a un lado la comodidad de la crítica y ayudar a encontrar soluciones para lograr la paz

27 de marzo de 2014
27 de marzo de 2014

“Esta es la hora de asumir nuestra responsabilidad histórica. De dejar a un lado la comodidad de la crítica y ayudar a encontrar soluciones”, expresó el Presidente Santos durante la 59 Asamblea General de la Cámara de Comercio Colombo Americana, que se efectuó en el Club El Nogal.

Afirmó que se ha propuesto conseguir un país en paz, modelo de reconciliación y de unidad dentro de la diversidad y advirtió que lo peor que puede pasar al país es que se polarice.

El Mandatario aplaudió a los empresarios colombo-estadounidenses por plantear su papel en el posconflicto y analizar de qué forma el sector privado puede aportar a los tiempos que vienen.

“Todos tenemos que entender que la terminación del conflicto no es un fin, sino un comienzo: el comienzo de la etapa de construcción de una nueva Colombia”, dijo.

Sostuvo que la paz no se construye desde Bogotá ni la construye solo el Gobierno nacional, sino que se construye en las regiones y con la gente.

Y por eso se requieren nuevos espacios de participación para que sean las comunidades y los ciudadanos en las regiones quienes decidan cómo, cuándo y dónde se deben implementar los planes y programas que se acuerden.

“Lo que viene —si logramos el acuerdo final-¬ será una verdadera campaña nacional de construcción de la paz. Será alcanzar entre todos un nuevo marco general de tolerancia que nos enseñe que hay campo para todos y país para todos”, indicó.

Recordó que el pasado 20 de julio preguntó a los congresistas, y hoy lo hace con los colombianos y los empresarios, qué va a hacer cada uno para contribuir a la paz.

En ese sentido consideró que en la búsqueda de encontrar soluciones, las universidades, el empresariado, las fundaciones y las organizaciones sociales tendrán que volcarse sobre el campo para mejorar sus condiciones y abrir las puertas a una mejor forma de convivir.

“Todos seremos responsables de construir un país con más oportunidades; donde a nadie se excluya por su condición, su color, su religión o su pasado, sino que todos participen en un mañana que sea igualmente para todos. La nueva Colombia debe ser un ejemplo de reconciliación, de tolerancia y de fe en el futuro”, expresó.

Agregó que esa Colombia en paz será el mejor escenario para seguir haciendo empresa, para seguir invirtiendo con seguridad y reglas del juego estables.

“¡Imaginen a dónde podremos llegar en un país en paz, en un país reconciliado, en un país decidido a progresar con equidad!”, finalizó.