18 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por secuestro extorsivo condenan a alias Sandra a 43 años de cárcel

7 de marzo de 2014
7 de marzo de 2014

La investigación se relaciona con los hechos ocurridos a finales de junio de 2011, cuando la víctima fue contactada para realizar un proyecto de reforestación, en una finca ubicada en el municipio de Pitalito (Huila). Luego de avisar a su familia y de partir en el vehículo de una hermana desde el municipio de San Martín (Meta), la esposa de este comenzó a recibir llamadas en las que le exigían el pago de $500 000 000 para la liberación.

El Juzgador consideró que por la insensibilidad moral y social, Rosa Mireya Vega fue movida por el interés de obtener mayores ganancias o lucro y conocía la ilicitud de su comportamiento, ya que se reunió en diferentes oportunidades con los padres del plagiado; una en un restaurante al frente del terminal de transportes, otra en una cafetería del centro de la ciudad y en un asadero frente a la Séptima Brigada del Ejército, donde recibió pagos parciales por un total de $70 700 000por la supuesta liberación, sin embargo hasta el momento se desconoce el paradero del ingeniero.

La Fiscalía demostró que Vega Amézquita, en esos encuentros, entregaba papeles o constancias de aportes a las Farc, a nombre de alias Humberto, cabecilla del frente 17 de las Farc. También descubrió pruebas testimoniales e interceptaciones telefónicas, que señalaron a la mujer como intermediaria en la venta del vehículo en el que se desplazaba la víctima, el cual fue enajenado por $10 000 000, pero en el 2012 fue recuperado por las autoridades en Bogotá.

El Gaula de la Policía logró establecer que la última comunicación del plagiado y sus familiares se efectuó desde el municipio de Cabrera (Cundinamarca). Luego de un operativo en zona rural de esa localidad fueron capturados Neil Rusel Garay González, alias Flaco o Indio y Sandro Alberto Campos Villalba, los cuales ya están condenados a 43 años y cuatro meses de cárcel.

Alias Sandra se encuentra recluida en la cárcel de Villavicencio, donde deberá cumplir la sentencia, no obstante el fallo fue apelado.